Redacción .20 octubre
Esta era la campaña Love is Love de Coca Cola en Hungría. Facebook
Esta era la campaña Love is Love de Coca Cola en Hungría. Facebook

En agosto pasado la empresa Coca-Cola se enfrentó a un episodio de homofobia en Hungría tras su campaña “Love is love”, que bajo su slogan “cero azúcar, cero prejuicios”, mostraba a tres parejas, dos de ellas homosexuales compartiendo la popular bebida, lo que causó un revuelo en redes sociales y entre los mismos gobernantes húngaros.

Por más que se intentó boicotear a la marca para que retirara la publicidad, la compañía de bebidas se rehusó a retirar los anuncios y una vez que la primera parte de la campaña concluyó, estos fueron sustituidos por carteles con botellas pintadas con la bandera de arcoíris, según informó el medio local 24.hu.

Sin embargo, el medio SDP Noticias informó que, aunque todo parecía haber terminado para la empresa, el pasado 15 de octubre se anunció que se le impuso una multa de casi un millón de colones (500 mil florines húngaros) por supuestamente, haber infringido las leyes de publicidad nacionales.

Además, la oficina de Protección al Consumidor determinó que los anuncios debían prohibirse como medida para “proteger a los niños y menores” y añadió que los antes mencionados materiales son capaces de causar daños mentales, físicos y emocionales en dicho sector de la población.

“Puede perjudicar el desarrollo físico, mental, emocional y moral de niños y menores”, comunicó la oficina.

Por su parte, Coca-Cola declaró que la intención de la campaña era resaltar los valores de la compañía acerca de la diversidad y la equidad.

"Creemos que todos somos iguales independientemente de la religión, género, etnia, idioma (...) valores que se expresan en nuestros anuncios”, dijo la compañía.