Redacción , www.clarin.com.21 diciembre, 2018

La policía de Arizona, Estados Unidos, detuvo a una maestra por abusar de un alumno, de 13 años, y hasta publicó los mensajes de texto en los que la mujer, quien es casada y de 27 años, seducía al menor.

Según informó el periódico Clarín, la maestra Brittany Zamora sedujo a su alumno para abusar sexualmente de él en tres ocasiones. Los abusos habrían ocurrido en el aula y también dentro de su carro.

Los documentos filtrados por la policía muestran que la mujer comenzó a enviarle mensajes al menor los días en que faltaba a la escuela. Y el acoso continuó en la institución escolar. La maestra fue acusada por abuso sexual contra un menor, cargo del cual se declaró inocente.

La maestra está casada y sedujo a su alumno 13 años para abusar sexualmente de él. Clarin.com
La maestra está casada y sedujo a su alumno 13 años para abusar sexualmente de él. Clarin.com

Zamora fue maestra en la escuela primaria Las Brisas Academy en Goodyear, Arizona, y se contactó con el alumno de sexto grado a través de un chat escolar interno llamado “Class Craft”.

La relación fue descubierta por los padres del joven, quienes observaron que tenía en su celular fotos y chats subidos de tono.

Zamora bombardeó al güila con textos como “te amo” y él respondió con mensajes similares. En otro chat, ella escribió: “Dios mío, eres un bebé tan lindo. Bebé, te quiero todos los días para mí. Ojalá pudieras quedarte después de clase conmigo”.

Según la policía, Zamora presuntamente tuvo relaciones sexuales con el adolescente tres veces. La mujer, además, le mandó fotos de ella desnuda y en lencería.

Después de un mensaje en el que la víctima dijo que quería volver a tener relaciones sexuales con ella, Zamora respondió: “¡Lo sé, bebé! Te quiero todos los días sin límite de tiempo”.

También le envió otro chat que dice: "Si pudiera dejar mi trabajo y tener relaciones sexuales contigo todo el día, lo haría", muestran los registros judiciales que ahora trascendieron.

Su esposo, Daniel Zamora, presuntamente presionó a los padres de la víctima para que no fueran a la policía cuando se encontraron los mensajes calientes.

Los padres del estudiante le dijeron a la policía que habían instalado una aplicación de control parental en su teléfono cuando comenzaron a notar una conducta extraña por parte de su hijo. Luego descubrieron los mensajes y él admitió haber tenido relaciones sexuales con Zamora.