Agencia AP.28 septiembre, 2018
El sexo con robots se ha vuelto de moda alrededor del mundo. Washingtonexaminer
El sexo con robots se ha vuelto de moda alrededor del mundo. Washingtonexaminer

La propuesta para crear el llamado “Burdel de Robots” en Houston, Estados Unidos, pegó con pared, ya que la proposición ha sido rechazada por autoridades locales y grupos comunitarios.

La compañía canadiense KinkySdollS anunció el mes pasado, a través de su página de Facebook, los planes de abrir un ”burdel de muñecas del amor“ en Houston. La empresa abrió un sitio similar en Toronto en el 2017.

El alcalde Sylvester Turner dijo que la ciudad de Houston revisa sus leyes para determinar si pueden enfrentar los problemas de seguridad y salud pública asociados con ese giro comercial.

El alcalde indicó que no está tratando de ser la “policía de moralidad”, pero reconoció que ese negocio no es de su agrado.

“Necesitamos estar muy conscientes de lo que llega a nuestra ciudad y a lo que nuestros niños y otras personas estarían expuestos. Por ello quiero ser muy consciente al respecto”, declaró Turner.

Turner explicó que ha pedido a los departamentos legal y de salud de la ciudad que revisen todas las normas, incluyendo las relacionadas con negocios orientados al sexo, para ver si alguna de ellas cubrirá a este tipo de negocios.

En sus cuentas en redes sociales, KinkySdollS asegura que atenderían a su clientela con muñecas semejantes a los seres humanos, capaces de hablar y que se sienten cálidas al tacto. Están disponibles para la venta y hasta las rentan.

Inspectores del ayuntamiento han visitado el sitio en el que se pretende abrir el negocio y le ordenaron al dueño solicitar un permiso de demolición luego de detectar obras de construcción que fueron realizadas sin los permisos correspondientes, informó Alanna Reed, una portavoz del departamento de obras públicas de Houston.

Reed agregó que su departamento no ha sido informado sobre cuándo planea empezar a operar el negocio.