Erick Quirós.12 mayo
Natalia ya había hecho hasta promos para el programa de canto Foto: Instagram
Natalia ya había hecho hasta promos para el programa de canto Foto: Instagram

La presentadora Natalia Carvajal rompió el silencio de varias semanas desde su detención en el aeropuerto Juan Santamaría con una prueba falsa de covid-19 para poder salir del país.

La miss Costa Rica 2018 dio detalles en sus historias de Instagram de lo que vivió en ese momento y aseguró que debido a todo el mal ambiente que le generó alrededor tomó la decisión, junto con la producción de Nace una estrella, de no ser parte del parte del programa de Teletica, en el que tendría participación al lado de Édgar Silva. Su lugar lo tomó Johanna Solano.

Eso sí, Natalia no explicó en ningún momento qué fue lo que pasó ni cómo obtuvo ese documento falsificado.

“Vieran lo que me dolió. Estaba superemocionada con este proyecto, pero creo que necesitaba este tiempo de desconectarme, estuve en Alaska una semana, hablé con Vivi (Peraza) mi productora y tomamos la decisión de que era lo mejor, necesitaba desintoxicarme de todo ese odio que había en el ambiente”, contó.

Naty ya había sido anunciada como una de las caras de Nace una estrella. Teletica.
Naty ya había sido anunciada como una de las caras de Nace una estrella. Teletica.

“No me lo tomo personal, yo sé que cuando esas cosas pasan es interesante el chisme, sé que hay personas que están infelices en su propia vida y una forma de descargar eso es haciéndolo con extraños en redes sociales y también hay gente que no se informó y se cree todo lo que lee en el periódico y toman la decisión de mandarle odio a las personas sin ni siquiera saber la situación real”, afirmó.

Natalia dijo que no tuvo ningún beneficio como aseguró un medio de comunicación.

“Traté de no leer nada. Por favor, ¿quién soy yo? Me tocó peor que a todas las personas que estaban ahí conmigo por la misma razón, todos tuvimos derecho al mismo proceso, fue exactamente igual, con la diferencia de que ellos se fueron a su casa y continuaron con su vida y yo todavía estoy lidiando con las consecuencias de esto, pero la opción fue la misma, una suspensión de proceso, hay más de 10 mil personas con eso”, agregó.

Al final, se supone que hubo una conciliación y debió hacer una donación a una institución benéfica que ya previamente los juzgados de Alajuela tienen establecidas.