Silvia Núñez.4 agosto
Ise Arrieta se da gusto compartiendo fotos en su Instagram junto al presentador de Teletica. Instagram
Ise Arrieta se da gusto compartiendo fotos en su Instagram junto al presentador de Teletica. Instagram

El presentador de Buen día Omar Cascante se tenía muy bien calladito que el amor tocó la puerta de su corazón de nuevo.

Fue su nueva novia la que reveló, en sus redes sociales, que el periodista está enamorado y que la cuarentena no la ha pasado solito.

La afortunada es una joven de nombre Isenith Arrieta, vecina de Grecia de Alajuela y madre de dos niños.

Intentamos conversar con el conductor de canal 7 sobre su nueva relación; sin embargo, comentó que prefiere no hablar de su vida privada.

Su nuevo amor es maquillista profesional, tiene 33 años y según nos contaron, está muy bien acomodada económicamente y vive con sus hijos Raquel y Nicolás. Además, le gusta mucho salir a andar en bicicleta, deporte con el que se ejercita desde hace bastante tiempo.

La pareja lleva más varios meses saliendo y se han dado varias escapaditas solos. Instagram
La pareja lleva más varios meses saliendo y se han dado varias escapaditas solos. Instagram

La misma Ise ha publicado fotos de ambos juntos, desde mayo pasado, donde se ve al conductor de Teletica muy feliz y enamorado.

“Me sobran razones para amarlo cada día más”, puso en una foto donde sale Omar dándole un beso.

En otras publicaciones se ve a Cascante, de 38 años, muy sonriente con el hijo de su novia.

De momento el periodista no ha compartido ninguna foto de ambos juntos en sus redes sociales.

“Ser feliz es poder orar juntos, ser feliz es dejar de ser víctima de los problemas y volvernos actores de nuestra propia historia. Es agradecer a Dios cada mañana por el milagro de la vida. Ser feliz es no tener miedo de nuestro sentimiento (...) Es besar a Nico, Raque, Omar, a mis papás. Ser feliz es dejar vivir a la criatura libre, alegre y simple que vive dentro de cada uno de nosotros”, dice Arrieta en otra de las publicaciones.

Esperemos que esta vez el amor le sonría para siempre al periodista, quien por lo visto ya también se unió al grupo de cleteros que ha tomado fuerza durante la cuarentena.