AFP .12 octubre, 2020
Las mujeres están mucho más activas en Tinder. Foto: Marcelo Poltronieri
Las mujeres están mucho más activas en Tinder. Foto: Marcelo Poltronieri

El coronavirus y las restricciones que trajo pusieron a muchos a buscar la forma de emparejarse sí o sí.

En Estados Unidos, por ejemplo, como que la gente se ha vuelto más propensa a bajar las exigencias y a hacer cuanto pueda con el fin de encontrar una pareja para enfrentar lo que sea que venga después de la pandemia.

El deseo de tener pareja es evidente en las aplicaciones de citas, que han visto cómo crece la participación de sus usuarios en los últimos meses.

Aunque, como es sabido, estas aplicaciones buscan más encuentros sexuales que algo duradero.

Hinge, una subsidiaria de Match Group que se comercializa como una app para encontrar “relaciones duraderas”, informó que sus ingresos --que provienen casi en su totalidad de suscripciones y funciones de pago-- se han triplicado en comparación con el mismo período del año pasado.

Los sondeos a los usuarios dicen que el 69 por ciento de las personas que utilizan la aplicación “piensan más en quién buscan realmente” y el 50 por ciento dice que ya no persigue a personas que no están interesadas en ellas. Antes perdían el tiempo haciéndolo.

El miedo a algo más malo pone a muchos amorosos.
El miedo a algo más malo pone a muchos amorosos.

Una encuesta informal hecha entre julio y agosto a unos 2.000 usuarios de la aplicación de citas Match mostró que el 59 por ciento de quienes salen a citas veían a más personas como posibles parejas y que el 55 por ciento buscaba cómo tener pareja más rápido que antes de la pandemia

La intensidad con la que los solteros se iban por las opciones de las aplicaciones y charlan en línea es visible en todas las aplicaciones de citas de Match Group, que incluyen Tinder, OKCupid, Match, Hinge y Plenty of fish.

Amarnath Thombre, director ejecutivo de Match Group Americas, dijo que los mensajes aumentaron entre 30 y 40 por ciento en la mayoría de las aplicaciones de la compañía en comparación con el mismo periodo del 2019.

Asegura que la tendencia a encontrar una pareja a partir de los meses más fríos (antes del inicio del invierno en Estados Unidos) siempre había aparecido en los datos, pero ahora subió.

“Lo que hemos visto es muy inusual. Este julio fue casi tan alto como febrero. Por lo general, febrero se considera un mes pico, pero este año tuvimos un julio muy sólido en nuestros negocios”, dijo.

El mayor aumento en el uso y la actividad en Tinder fue de usuarias menores de 30 años.

El cambio ha sido aún más notable dado que los hombres suelen ser más activos en las aplicaciones de citas que las mujeres.