Farándula

Participante de Señora Costa Rica pulseará corona con bebito en el vientre

María Eugenia García caminará en la pasarela muy bien acompañada y será la primera vez que sucede en el concurso

El próximo 8 de octubre cuando se realice la final del concurso Señora Costa Rica, una de las participantes caminará en la pasarela muy bien acompañada por el bebé que lleva en su vientre.

Se trata de María Eugenia García, vecina de Desamparados y de 33 años, quien ya tiene casi tres meses de embarazo.

Esta será la primera vez que este particular hecho suceda en el certamen, el cual inició en el 2006 y está a cargo de Marisol Soto.

“Fue una sorpresa para nosotros porque nos casamos hace ocho meses y pensábamos empezar a pedir después de un año. Antes del casting me di cuenta que tenía un atraso y le dije a mi esposo. Él decía que era por estrés y yo le dije que no, que conocía mi cuerpo, así que me hice el examen y dio positivo”, contó la futura mamá.

Ella fue motivada para concursar por parte de su esposo, Esteban Quirós, y destacó que una de las razones que la impulsó a participar fue el trabajo social que se realiza en Señora Costa Rica.

Con la noticia de que la cigüeña la visitaría, María tuvo que decidir se se presentaba o no a efectuar la prueba para el certamen de belleza, en el que también participa Janessa Salas, esposa de Wálter “el Paté” Centeno.

“Yo no sabía qué hacer, pero mi esposo me dijo que fuera sincera y que fuera lo que Dios quisiera, así que el día del casting lo confesé y las señoras del jurado me felicitaron. Cuando recibí la llamada de confirmación fue algo impresionante para mí, pegaba brincos cuando me dijeron”, afirmó.

A pesar de que el concurso tiene varios requisitos, entre ellos no hay uno que imposibilite participar si se está embarazada.

De igual manera esto es algo que ni a María Eugenia ni a los organizadores les preocupa, pues más bien todos están entusiasmados con la llegada del bebé, quien está para nacer en enero.

“Nosotros lo sabíamos desde el principio y queríamos guardar el secreto hasta el día de la conferencia de prensa (18 de agosto), pero es imposible porque ya se le ve la pancita”, contó Soto.

La exMiss Costa Rica señaló que para la organización del concurso es un reto vacilón tener que adecuarse a la condición de una de las bellas señoras.

Incluso ya corren para ajustar los vestuarios y todo lo que requiera la futura madre.

“Ella nos dijo desde el casting que quería participar, porque ella solo se quería dar el gusto y sabía que este era el momento. El jurado quedó enamorado y estuvimos de acuerdo en que no es un impedimento para que siga”, afirmó.

Se porta bien.

Las participantes llevan ya varios fines de semana de prepararse arduamente para las diferentes actividades que se les vienen.

“Yo hablo con el bebé y le digo que mamá quiere estar en el certamen y que se tiene que portar bien. Mientras lo tenga con comidita y agua, él o ella estará tranquila, por ahora me está ayudando muchísimo”, afirmó.

Las compañeras de García están igual de emocionadas que ella y la tienen muy chineada.

“Disfruto mucho este momento y ellas me cuidan bastante, siempre están pendientes de mí. Los médicos me dicen no hay problema y que siga haciendo lo que estoy haciendo”, dijo María Eugenia.

El único pero.

Mientras llega la fecha de la final y García y las demás participantes se siguen preparando, hay un único pero que se daría en caso de que ella se llegue a coronar como la reina.

Lo anterior porque la organización del Mrs. World (Señora Mundo) no permite que una dama sea parte del certamen si tiene más de cinco meses de embarazo.

“Yo de inmediato hice la consulta con la franquicia internacional y si gana no podría participar por motivos de seguridad, entonces acordamos con ella que si gana ya sabe que se quedaría con la corona, pero iría la que quede en el segundo lugar a representarnos”, aseguró Soto,

Algo a lo que María Eugenia no le ve problema, ya que ella solo quiere darse el gusto de participar.

“Yo sé que es un reto para ellos también por ser la primera vez, pero les agradezco que me hayan aceptado. No pensaron que algo así podía pasar y confiaron en mí, por eso estoy tranquila con todas las indicaciones que me vayan dando”, dijo María.