Farándula

Periodista Christian Montero: “¡Nombres, yo a Greivin Moya no le llego ni a los talones!”

Telenoticias simuló la venta de un iPhone 11 en ₡300.000 para demostrar la nueva forma de estafa que opera desde La Reforma

Christian Montero, periodista de Telenoticias, realizó esta semana una reportaje llamado “Timando a los timadores”, que hizo recordar el trabajo que hacía Greivin Moya.

El reportero de canal 7 demostró cómo algunos delincuentes, que principalmente operan desde la cárcel La Reforma, se las ingenian para estafar a la gente que quiere vender algún artículo y lo publica en redes sociales o en algunas páginas de compra y venta.

Christian, como expuso a algunos de los delincuentes en cámara, fue hasta amenazado de muerte y eso generó que muchos seguidores de la cuenta de Facebook de Telenoticias lo comparen con el ahora candidato presidencial del partido Fuerza Nacional.

El comunicador aclaró que parte de su trabajo es realizar este tipo de investigaciones, por lo que no es que esté tratando de ocupar el lugar que dejó Moya hace unos días.

-¿Por qué eligió el tema de las estafas desde La Reforma?

Me llamó mucho la atención que días antes el OIJ hizo una conferencia advirtiendo sobre las estafas y le insistía mucho a la población sobre este tema y yo quise meterme un poquito más y contar el por qué la gente está cayendo y qué es lo que hacen los delincuentes para que la gente se vaya tan fácil.

-¿Le costó obtener la evidencia para esta serie de reportajes?

El OIJ explicaba que todo iniciaba poniendo un anuncio en Encuentra 24 o en todas estas aplicaciones de venta, entonces, decidimos hacer el ejercicio social. Publicamos el anuncio y la sorpresa fue que el guion que nos describió el OIJ fue tan real que parecía una película, todo lo que nos dijeron ocurrió.

El día que publicamos el anuncio de la supuesta venta del celular (un iPhone 11 en ₡300.000), diez minutos después apareció el dizque comprador, que lo quería ya y era una insistencia. Hasta el día siguiente se suponía que íbamos a tener el equipo de refuerzo para hacer bien la cámara oculta, pero al ver la insistencia nos fuimos mi camarógrafo y yo.

Buscamos un lugar que fuera de dominio nuestro para poder grabar bien y decidí que lo iba a hacer yo porque si buscábamos un actor no nos iba a dar tiempo, además, yo necesitaba tener control de los datos porque ya sabíamos que iban a mandar un comprobante falso (del supuesto pago por la compra del celular). Los delincuentes fueron tan obvios que el primero que llamó fue el primero que cayó.


—  "En esta profesión no se puede tener miedo porque sino no haría nada uno", Christian Montero

-¿Se le dificultaron los reportajes en algún momento?

En la primera entrega nosotros queríamos bajarnos (del carro) y perseguir al sujeto que llegó a recoger el teléfono, pero en ese momento empezó a llamarme el delincuente y preferimos grabar la conversación, que fue la que publicamos, donde me madrea. Nos salió buenísimo porque no esperábamos que el sujeto cayera tan rápido en la trampa. Ese mismos día me llamaron como cuatro delincuentes más y les tuve que inventar que estaba de gira para pactar la entrega para el otro día, para grabarlos con la cámara oculta.

-¿No siente que arriesgó mucho al usar hasta sus propios datos y no una identidad falsa?

Es que primero lo hicimos con un nombre falso, pero no les coincidían ni el nombre ni la cédula, entonces, se nos pegó el negocio que estaba haciendo con el mae, tuve que inventarle que eran los datos de un primo y al final tuve que darles la cuenta mía para tener el control y que avanzara la investigación. Es que son unos vivos.

-¿No tiene miedo por las amenazas que le hicieron y sabiendo que tienen sus datos?

El OIJ nos había dicho cómo era el procedimiento. Nos advirtieron que nos iban a llamar de que quieren el artículo, que van a mandar un taxista o mensajero a recogerlo, que van a hacer un SINPE Móvil, pero el comprobante que mandan es falso, que todo eso lo íbamos a poder comprobar. Y que cuando uno no entrega el artículo, porque no ve el depósito registrado (en la cuenta bancaria), ellos van a empezar a presionar para que lo entregue y nos iban a llegar hasta amenazar y que ahí es donde la gente cae inocentemente por miedo, entonces, ya sabíamos cómo era la jugada.


—  "Cuando el delincuente empezó a amenazarme a mí me dio risa porque ya sabía que me iba a mandar fotos de alguien muerto", Christian Montero

-¿Lo han vuelto a llamar para amenazarlo o ha tomado alguna medida de seguridad?

No, no. Me mentaron la madre como nunca en mi vida me la habían mentado, pero todo quedó hasta ahí porque tuve que cambiar mi número y se eliminó el anuncio de las redes.

Expertos en seguridad me han hecho recomendaciones de qué hacer solo por prevención, pero según el OIJ, esas amenazas nunca se han concretado, aun así no quiero ser el primero y me ha tocado cambiar las rutas y no andar solo, pero no ha habido ningún indicio de que me vayan a querer joder.

-¿No sintió temor cuando persiguió a la mujer ahí en la zona roja de San José?

Si, sí, porque justo cuando yo la abordé estaba entrando a la zona de dominio de ellos y de hecho, yo quedé de espalda y pensé: ‘capaz que viene aquí algún bicho y me jode con un garrote o una pistola’, entonces, lo que hice fue buscar como hacia la ventana de la tienda que estaba ahí para tener vista hacia donde ella y a un lado, pero la chavala cuando vio la cámara salió despavorida y se nos perdió.

Por lo menos eso nos sirvió para comprobar que en ese punto de San José es donde están recogiendo todos los artículos que roban. De hecho, cuando llegamos con la cámara fue como patear un hormiguero porque un montón de bichillos que estaban ahí salieron despavoridos.

-¿Va a seguir haciendo este tipo de reportajes de denuncia?

A mí me gustan estos reportajes que tengan esa picardía, pero sobre todo que tengan un uso para la ciudadanía, pudo haber sido un bum, por ver a los carajos insultando y ver cómo funciona la estafa, pero lo más importante de esto es lo que uno le deje al televidente, que agarren tips para que no caigan en la trampa.

-¿Será usted el nuevo Greivin Moya de Telenoticias?

No, no. jamás. ¡Nombres, yo a Greivin no le llego ni a los talones!. Eso es parte del ejercicio periodístico, cuando tenemos un tema y toca explotarlo como una denuncia, pues hay que hacerlo. Por supuesto, ¿a quién no le gustaría tener la trayectoria y la imagen de Greivin?, y obviamente la huella de Greivin es parte de esto.

Cuando él se fue nos dijo: “sigan el legado”, entonces, digamos que estos trabajos son parte de... sería lindísimo llegar a ser como Greivin Moya, pero para eso faltarán, supongo yo, muchos años de trabajo.

Silvia Núñez

Silvia Núñez

Periodista de Espectáculos y Sucesos. Bachiller en periodismo de la Universidad Central desde el 2004. Labora en el Grupo Nación desde el 2013.