Silvia Núñez.20 noviembre
Así quedaron ambos carros después del bombazo. Cortesía
Así quedaron ambos carros después del bombazo. Cortesía

El periodista Tony Arias y el técnico de sonido Martín Gutiérrez, de Deportivas Columbia, nunca van a olvidar el viaje que hicieron a Guápiles para la transmisión del partido entre Limón y Herediano que se iba a realizar este jueves y que se suspendió debido a más casos de coronavirus en el equipo limonense.

Justo dos kilómetros antes de llegar al estadio Ebal Rodríguez, Tony Arias y Martín tuvieron un accidentes al chocar el carro en el que viajaban contra otro.

El periodista deportivo contó que el susto se lo llevaron poco antes de la 1 p.m. y que por suerte, ni ellos ni el conductor del otro vehículo sufrieron fuertes golpes.

“Nos metimos por una calle secundaria, incluso de piedra, y no había ninguna señalización, pasamos la intersección y venía otro carro y le dimos. Le pegamos al otro carro de lado”, explicó el comunicador.

El periodista Tony Arias contó que tanto él como su compañero no sufrieron golpes de consideración. Cortesía
El periodista Tony Arias contó que tanto él como su compañero no sufrieron golpes de consideración. Cortesía

Tony contó que es la primera vez que le pasa un accidente trabajando para radio Columbia, donde ya tiene 17 años de bretear. Entró en el 2003 a hacer controles y en el 2010 pasó a ser periodista deportivo.

Buenos compas

Aunque al momento del percance ya se sabía que no se iba a realizar la mejenga entre limonenses y florenses, de igual manera el periodista tuvo que ingeniárselas para desplazarse hasta el estadio para hacer una transmisión sobre la cancelación del juego.

Fue gracias a una alma caritativa que pasó por el lugar que Tony logró llegar al Ebal Rodríguez para hacer las entrevistas de rigor.

“El compañero que iba manejando se quedó esperando el Tránsito y yo me fui para el estadio. Como el carro está rotulado varia gente pasó a preguntarnos si estábamos bien y un señor de Heredia llegó y me dijo: ‘súbase yo lo llevo’”, dijo.

Al final lograron llevarse el carro hasta la radio sin ningún problema. Cortesía
Al final lograron llevarse el carro hasta la radio sin ningún problema. Cortesía

Al regreso les tocó llevarse el carro con mucho cuidado y se regresaron a San José custodiados por sus colegas de Deportes Monumental, Daniel Martínez y Harry McLean, quienes al enterarse de la situación les brindaron su apoyo.

“Cuando ya ellos terminaron la transmisión pasaron por donde fue el accidente para ver cómo estaba el técnico y nos acompañaron durante todo el viaje de regreso por aquello que nos fallara en el camino, porque había que pasar el Zurquí, y traíamos el carro sin grúa. Se portaron muy bien los colegas”, dijo el comunicador.