Erick Quirós.18 septiembre

La renuncia de la periodista Gabriela Jiménez no es la única baja que tendrá que afrontar Grupo Repretel en sus secciones deportivas.

Memo (de lentes) era de los titulares de Monumental. Facebook.
Memo (de lentes) era de los titulares de Monumental. Facebook.

Esto porque también le tendrán que buscar sustituto al experimentado comunicador Guillermo Antonio Ulate, quien fue despedido el lunes anterior de su trabajo en Monumental.

La salida de Memo es completamente aparte de la Jiménez, mientras ella quiso hacerse a un lado porque sintió que cumplió su ciclo, a él lo mandarán para la casa a partir del 2 de octubre.

La razón que le dieron fue la de reestructuración, aunque Ulate, quien lleva 36 años de ejercer el Periodismo, atribuye su salida a que hubo presiones de la Federación Costarricense de Fútbol para que fuera despedido debido a comentarios y críticas a la organización.

Además de un mensaje de WhatsApp en donde Ulate le pedía directamente al presidente de la Fedefútbol, Rodolfo Villalobos, que diera la cara y hablara con él sobre el tema de Gustavo Matosas.

Buscamos a Rodolfo Villalobos y Fernando Contreras, presidente de Repretel, y ambos negaron lo dicho por Ulate.

Memo conversó con La Teja y afirmó que para él el despido es un golpe fuerte, pero que no se cansará de hacer periodismo de a por derecho.

Villalobos negó tener que ver algo con el despido de Ulate. Foto Alonso Tenorio
Villalobos negó tener que ver algo con el despido de Ulate. Foto Alonso Tenorio

–Nos enteramos que fue despedido de Repretel, ¿cuál es la razón?

Sí, el 2 de octubre salgo de la empresa después de 10 años y es un golpe fuerte para mí porque la verdad no me lo esperaba, uno no trabaja para ser despedido así.

Solo para que se dé una idea, yo estuve presente en 32 partidos de la Copa de Oro y la Copa América que pasaron y hasta la semana pasada en todas las transmisiones de Monumental, era el comentarista estelar y de pronto me despiden, por algo debe ser.

–¿Por qué piensa que lo despidieron?

Creo que es por presiones de la Federación de Fútbol, de don Rodolfo Villalobos. Esto es algo que de momento no puedo comprobarlo, pero he averiguado que hubo presión a don Fernando Contreras para mi despido.

Me dijeron lo de siempre, que es por reestructuración, pero eso es algo que no creo.

–¿Por qué atribuye eso a Villalobos?

Porque apenas le pedí la entrevista y le dije que dé la cara se dio lo del despido, yo tengo el mensaje de WhatsApp, curiosamente después de esa solicitud llegan y me dicen que estaba despedido siendo el comentarista estelar y sin que nada más haya ocurrido y ya me han dicho que por ahí viene el asunto.

Uno, además, sabe que hay asuntos de derechos televisivos y que también eso juega mucho, ya hay antecedentes con Eduardo Li y con un expresidente de la Liga que habían pedido mi cabeza.

–De ser cierto, ¿qué opina de eso?

Me parece que la libertad del periodismo anda muy mal, no es la primera vez que gente que se siente afectada por algún comentario llama a los medios a pedir callar a los periodistas, cortan la libertad de expresión y yo me siento una víctima más de quienes queremos decir las cosas como son y no podemos porque nos cortan la libertad de expresión.

–¿Siente que puede chocar su estilo directo?

Siempre digo lo que pienso y aquí eso se cobra porque somos de doble moral y discurso. El estilo mío no agrada porque podría meterlos en problemas, pero si yo tengo 36 años en el periodismo y nunca me han demandado es por algo.

–¿En algún momento ha pensado en cambiar ese estilo para evitar problemas o que lo tengan “fichado” por decir lo que piensa?

Es una muy buena pregunta porque por un lado está cuidar el arroz y los frijoles, pero si cambio iría en contra de los valores de mi familia, tendría que ser hipócrita y me sentiría muy mal conmigo.

Mi línea es decir lo que pienso y creo que es el espíritu del periodismo y eso hay que defenderlo siempre.

“Aunque coma mierda voy a seguir siendo igual, hay algo que no se negocia y esos son los valores y moriré con eso”, Guillermo Antonio Ulate.

–¿Qué era lo que quería preguntarle a Villalobos en esa fallida entrevista?

Dos cosas principalmente, la primera si Matosas fue una herramienta política para la reelección de él en la Federación y la otra que él siempre dijo que cuando fue tesorero de la Selección no se dio cuenta de lo que pasaba con Eduardo Li (caso de corrupción que destapó Estados Unidos) y que si ahora le pasó lo mismo con el técnico, si nunca se dio cuenta que estaba aburrido cuando iban a jugar golf.

–¿Sabe en qué va a trabajar ahora?

Por el momento no, escucho ofertas a quien quiera contar conmigo y la experiencia que he acumulado en todos estos años.