Redacción .9 mayo

El periodista Luis Carlos Monge aprovechó sus redes sociales para quejarse por un mal servicio que le dieron en una venta de pollo, pero al final muchos de sus seguidores lo terminaron criticando.

Luis Carlos Monge no aguanta nada. Instagram
Luis Carlos Monge no aguanta nada. Instagram

El presentador de ¡A cachete! contó que llegó a un restaurante ubicado en Tibás a comprarse unas piecitas de pollo y le dijeron que debía hacer el pedido por WhastApp y luego llegar a retirar.

La gran molestia del “Perro de traba” es que cuando llegó de nuevo había una mujer haciendo su pedido en la ventanilla y eso lo encanfinó y por ende le reclamó al vendedor.

El periodista dijo que no es por ser él “alguien relativamente conocido” que desea que le den un mejor trato que al resto de clientes, pero tampoco siente que, precisamente por eso, deba quedarse callado si siente que vivió una injusticia.

Al final varios de sus seguidores empezaron a tirarle porque decían que, probablemente, por su comentario un joven se iba a quedar sin su empleo, porque el periodista etiquetó al restaurante.

Además, lo mandaron a comprara en soditas cuyos dueños la están viendo mal con la pandemia, no en cadenas de restaurantes en las que los dueños están forrados en platica.

En otra publicación el comunicador aclaró que habló con los administradores del restaurante y que se aseguró que no despidieran al vendedor por su queja, ya que su única intensión era que mejoraran su servicio al cliente.

Más de mil comentarios recibió Luis Carlos por su queja hacia la venta de pollo. Facebook
Más de mil comentarios recibió Luis Carlos por su queja hacia la venta de pollo. Facebook

De seguro los que trabajen en ventas de comidas, cada vez que vean entrar al comunicador lo van a atender como un rey con tal de que no salga enojado y los acuse con el jefe.