.11 junio
Alrededor de siete horas se duró en la realización de su tatuaje del personaje animado de “Freezer”. Foto: Cortesía Luis Carlos Monge.
Alrededor de siete horas se duró en la realización de su tatuaje del personaje animado de “Freezer”. Foto: Cortesía Luis Carlos Monge.

Al periodista Luis Carlos Monge lo conocemos por su labor como reportero en televisión y su afición por los deportes de contacto como la lucha libre, pero pocos conocen de su otra pasión, los tatuajes.

El comunicador, de 34 años, recientemente lució en las redes sociales la última obra de arte que se tatuó en la piel, se trata del villano Freezer, conocido personaje en la serie de televisión animada Dragon Ball Z.

La Teja habló con el presentador de ¡A cachete! para saber más detalles de su fiebre por los personajes de la famosa fábula de manga japonesa y el significado de algunos de sus otros tatuajes.

-¿Desde cuándo la fiebre por los tatuajes?

En realidad toda la vida me gustaron, desde chiquitillo porque yo crecí admirando a este carajo La Roca (actor Dwayne Johnson), siempre quise hacerme el torillo que él tenía en el brazo derecho, pero pasaron los años y nunca me animé y también yo sabía que a mi mamá y a mí papá no les iba a hacer mucha gracia. Ya cuando tenía cierta edad, dije “¿por qué no?", entonces me mandé y me hice el primero que fue el del toro.

-¿A qué edad se hizo el primer tatuaje?

A los 31 años.

-¿Cuántos tatuajes se ha hecho?

Yo honestamente no los cuento por cantidad de tatuajes, el tatuaje del lado izquierdo me lo fui haciendo por pedazos, pero es un solo tatuaje.

El reportero decidió taturase a
El reportero decidió taturase a "Freezer" en referencia a que todos tenemos un villano en la vida por vencer. Foto: Cortesía Luis Carlos Monge.

-¿Qué significa cada tatuaje?

Del codo al pectoral izquierdo es una sola pieza que habla de lo importante que es mi mamá. Es el rostro de mi mamá en el pecho con unas rosas inspiradas en el jardín que a ella le encanta cuidar. Tiene un rosario en la parte de arriba, que es parte de la herencia de mi mamá y la fe mía y todo el brazo derecho es Jesucristo, es una parte más espiritual.

-¿Se tatuó también el personaje de Vegeta de la teleserie animada?

Ahora tengo el de Vegeta y el de Freezer, son parte de un arte total que se me voy a hacer en todo el brazo derecho.

-¿Por qué tatuarse un villano?

La idea original era tatuarme a Gokú, pero cuando llegué con el tatuador me dijo que para el espacio que yo quería, era mejor hacerse algo diferente y uno de mis personajes favoritos de Dragon Ball Z es Freezer.

“Es parte de lo que me gusta mucho de la filosofía de Dragon Ball Z, la lucha constante.” - Luis Carlos Monge, Periodista -

Freezer me gusta mucho porque a pesar de que es el malo, tiene carisma, es un carajo que se acomoda a las circunstancias, a las situaciones y además simboliza esa parte en la vida que siempre tenemos un villano dentro, a quien tenemos que enfrentarnos y tenemos que vencer.

-¿Cree que todos tenemos en la vida un villano por dentro?

Yo creo que más que adentro, todos tenemos cosas que vencer en nuestra vida, tenemos alguien que nos reta, ya sean inseguridades nuestras o sea gente en nuestro ambiente más cercano.

-¿Por qué la fiebre de Dragon Ball Z?

Me gusta mucho la filosofía de Dragon Ball Z, la lucha constante, nunca rendirse. De hecho, el tatuaje de Vegeta viene por ahí, es mi personaje favorito, porque tal vez no tuvo el talento innato que tenía Gokú, pero trabaja todos los días para mejorar. Mis personajes favoritos de la serie son Vegeta, Gokú y Freezer.

-¿Qué le dicen sus padres?

A mi mamá, curiosamente, le encanta cuando me ve. Cuando llego con el tatuaje, me dice que le gustó mucho. Mi papá los detesta, la primera vez que se enteró que me había hecho uno, me dejó de hablar como una semana. A mi papá no le hace mucha gracia.

El creador de ambos tatuajes de “Dragon Ball Z” en la piel del reportero, es el artista Max Rodríguez. Foto: Cortesía Luis Carlos Monge.
El creador de ambos tatuajes de “Dragon Ball Z” en la piel del reportero, es el artista Max Rodríguez. Foto: Cortesía Luis Carlos Monge.

-¿Se tatuaría el nombre de una novia?

¡Ah no, jamás, mae!... Con la suerte amorosa que tengo yo, saliendo de tatuarme, me dan vuelta y tengo que ver cómo me lo quito. Media sesión, reviso el celular, me terminó y ahora qué hago yo con eso.

-¿Alguna ex le ha pedido que se haga un tatuaje con el nombre de ella?

Me han hecho otros reclamos, pero ese nunca (risas).

-¿Le quedan tatuajes pendientes?

Me queda el de mi papá a caballo, uno de Gokú para terminar ese brazo a color; quiero hacerme algo referente a Rocky Balboa, que es otra de mis filosofías de vida; el evangelio de Juan 3:16, (Pues Dios amó tanto al mundo, que dio a su hijo único, para que todo aquel que cree en él no muera, sino que tenga vida eterna). Mientras Dios lo permita y el cuerpo aguante, hay tinta para rato.