Farándula

Pimpinela celebra 40 años regresando a los escenarios

Los hermanos Joaquín y Lucía Galán vuelven a las tarimas después de estar separados por el covid-19 y tras la muerte de su mamá

Pimpinela sacudió la escena musical con el estilo teatral de “sus canciones de pelea” en los 80. Y, después de cuatro décadas deleitando a sus fans, los hermanos Joaquín y Lucía Galán no piensan en retirarse: “Seguimos con la misma intensidad del primer día”.

El dúo argentino inició una gira en Estados Unidos para conmemorar su 40 aniversario, luego de pasar meses separados por la pandemia del covid-19. Los conciertos continuarán por América Latina en 2022 y grabarán un disco con artistas invitados.

“Es un número importante. Para nosotros, la presentación (en tarima) es muy importante. Nuestra propuesta, la mezcla del teatro con la música, es un concepto preparado para estar en vivo”, dijo Lucía.

Pimpinela saltó a la fama con “Olvídame y pega la vuelta”, que estrenaron a comienzos de los años 80. Por insistencia de su madre (María Engracia Cuervo), Joaquín, quien ya trabajaba en la música, compuso una canción para cantar con su hermana, que practicaba teatro.

“Cuando llegué de clases, él tocó la guitarra y yo comencé a cantar, exagerando: ‘¿Quién es? Soy yo. ¿Qué vienes a buscar? A ti’. Ahí dijimos: ‘Espera, aquí tenemos algo’”, recuenta la cantante sobre la poderosa canción que ha hecho cantar a miles y que fue relanzada por Marc Anthony y Jennifer López en 2016, dos años después de su divorcio.

“Esa canción es mágica. Con todos los años y en España sigue siendo la canción que más se canta en los karaokes”, agrega Joaquín, de 68 años, responsable de las composiciones del dúo.

María Graciela Galán Cuervo tiene 60 años y Joaquín Roberto Galán Cuervo tiene 68 años.

“Fue parte de una seguidilla, empezaban a salir solas”, recuenta sobre el proceso detrás de las “canciones de pelea”, como la gente las llamaba.

Pero Pimpinela es más que eso, afirman los hermanos Galán.

“Tenemos canciones dedicadas a la familia, contra la violencia de género y contra la xenofobia, por el matrimonio igualitario... Siempre fuimos recorriendo historias que le son comunes a mucha gente en diferentes lugares”, dice Lucía, de 60 años.

Pero en el efervescente mercado musical, Pimpinela decidió que renovaría su repertorio manteniéndose fiel a su estilo.

“Armamos cada canción como si fuese una miniopera de tres minutos, nuestros shows son más teatrales que musicales”, explica Lucía.

“La música ha cambiado radicalmente, es otro mundo, pero nos hemos adaptado”, agrega Joaquín.

En noviembre de 2019, los hermanos recibieron un Grammy Latino por su trayectoria.

En marzo de 2020 estrenaron “Traición”, otra canción teatral en la que un hombre, de mediana edad, revela a su esposa que le da vuelta, pero con un hombre, y no con una mujer como ella supone.

“Mucha gente se sorprendió con esta faceta. Nosotros si algo no hemos sido en nuestra carrera es conservadores, hemos buscado siempre romper prejuicios, siendo dos hermanos que cantamos canciones de amor”, comenta Joaquín extrañado.

Durante la pandemia, atravesaron separados el duelo por la muerte de su mamá en enero de 2020.

Los argentinos perdieron a su madre María Engracia Cuervo, de 96 años, quien estuvo internada en el hospital debido a un accidente cerebrovascular que tuvo el 31 de diciembre del 2019.

De discusiones a un chiste

La sincronía de los Galán es notoria. Hay un ritmo entre ellos cuando posan y cuando hablan. Cuando se les pregunta cómo es dividir la vida profesional y personal con su único hermano, Lucía sonríe y dispara entre risas: “Es intenso, ¿cuánto tiempo tiene?”.

“La mayoría de las veces está bien, pero sí tenemos nuestras discusiones, nuestras peleas, nuestros días en que estamos más distanciados.

“Pero son discusiones que se pasan con un chiste, con una charla. Si no fuéramos hermanos, no creo que hubiésemos durado 40 años”, confesó la menor de los hermanos.

Se estima que el dúo ha vendido 25 millones de discos en todo el mundo.

Los hermanos, cuyo versátil gusto musical incluye reguetón y trap, dicen nunca haber pensado en una carrera en solitario.

“Con Pimpinela sentimos permanentemente el reconocimiento de haber hecho algo distinto, de haber creado nuestro propio estilo. Separados habríamos sido dos más, juntos somos uno”, dice Joaquín.

“Nunca en solitario”, agrega Lucía, para en seguida bromear: “No tendría con quien pelearme”.

Con más de 30 millones de discos, según datos de la Academia Latina de Grabación, los miembros de Pimpinela aseguran que el secreto para mantenerse vigentes 40 años es la “pasión”.

También se debe tener disciplina, dar valor a lo que se hace y siempre respetar al público, aseguran.