Agencia AP.15 junio
El presidente Andrzej Duda acusó al movimiento LGBT de promover un punto de vista más dañino que el comunismo en Polonia. AP
El presidente Andrzej Duda acusó al movimiento LGBT de promover un punto de vista más dañino que el comunismo en Polonia. AP

El presidente polaco Andrzej Duda una vez más demostró su homofobia al acusar al movimiento LGBT de promover un punto de vista más dañino que el comunismo.

Incluso, Duda, cuyo apellido no le cae, ya que dice todo de una, dijo que concordaba con otro político conservador que dijo que: “la LGBT no son personas, es una ideología”.

Duda hizo declaraciones en el pequeño pueblo de Brzeg, como parte de su campaña de reelección. Polonia, un país predominantemente católico, vivió más de 40 años bajo gobiernos comunistas.

Los derechos de los homosexuales han emergido como un importante tema de la campaña de las elecciones presidenciales y a medida en que la contienda se vuelve más apretada entre Duda, respaldado por el partido nacionalista conservador de gobierno, y el alcalde de Varsovia Rafal Trzaskowski, que ha pedido tolerancia hacia gais y lesbianas.

Duda, de 48 años, dijo a sus partidarios que la generación de sus padres no luchó para deshacerse del comunismo para ahora aceptar “una ideología que es aún más destructiva para los seres humanos”.

El presidente dijo que durante la era comunista, los regímenes aseguraban su supervivencia adoctrinando a la generación más joven.

Esta semana, el presi firmó una declaración con el propósito declarado de ayudar a las familias e incluyó un texto para “proteger a los niños de la ideología LGBT mediante una prohibición de la propagación de la ideología LGBT en las instituciones públicas”.

Muchos políticos conservadores en Polonia dicen que no están contra los individuos gais o lesbianas, pero insisten en que se oponen a los objetivos de un movimiento de derechos civiles que ellos afirman es importado del extranjero y amenaza con sexualizar a los jóvenes.