Redacción .20 febrero, 2020
Justin Fashanu salió del clóset en una época muy difícil. Dailymail
Justin Fashanu salió del clóset en una época muy difícil. Dailymail

El fallecido Justin Fashanu, primer jugador profesional inglés en haber revelado públicamente su homosexualidad en 1990, es desde este miércoles una las grandes glorias del fútbol inglés, al haber ingresado al Salón de la Fama.

Esta fecha marca el 59º aniversario del nacimiento del delantero, que se suicidó ocho años después de hacer pública su homosexualidad, algo que no había sido del agrado de su hermano John, quien calificó a Justin como la oveja negra de la familia.

John, también futbolista, formó parte del “Crazy Gang”, como se conocía al Wimbledon FC por la actitud bromista y excéntrica de sus jugadores.

Justin Fashanu vivió un prometedor inicio de carrera. Sus actuaciones con el Norwich -entre ellas un golazo al Liverpool elegido como el mejor de la temporada 1979-80- le sirvieron para fichar por el Nottingham Forest por un millón de libras, una suma hasta entonces inaudita para un jugador negro.

Pero allí no gozó de la confianza del técnico Brian Clough y no tardó en cambiar de equipo.

Fue su sobrina Amal, la hija de John, que tenía nueve años en el momento de su muerte, la que recibió el reconocimiento en su nombre.

Ella ahora es periodista y se ocupa junto a su padre, arrepentido de sus posturas en el pasado, de la Fundación Justin Fashanu, que lucha contra la homofobia, el racismo, y los problemas mentales en los futbolistas.

“La gente tiende a olvidar hasta qué punto era talentoso porque era gay (...) Es un gesto importante y un gran paso adelante”, indicó al periódico Daily Mirror.