Erick Quirós.30 diciembre, 2018

Con un zafiro muy bien puesto en su mano izquierda y con la ilusión de pasar de princesa a reina, la Miss Costa Rica Natalia Carvajal terminó el 2018 llena de amor y éxito en todo lo que hizo.

Carvajal anunció en sus redes sociales que se comprometió con su novio, el piloto André Solano en medio del viaje que ambos hacen por las paradisíacas playas de Filipinas.

El compromiso se da apenas unos días después de que la tica se metiera entre las 10 finalistas del concurso Miss Universo, que se realizó el pasado 17 de diciembre en el país asiático.

Su carisma, el cuerpazo y el ángel que tiene le ayudaron para ser una de las chicas que más sobresalió en el concurso. Incluso se dio el lujo de vacilar al presentador Steve Harvey recordándole su pelada en el Miss Universo del 2015 cuando anunció que la ganadora era la colombiana en lugar de la filipina.

Natalia y André pasarán a la vida seria, esperamos que el otro año. Instagram.
Natalia y André pasarán a la vida seria, esperamos que el otro año. Instagram.
Movidito

La guapa parece que se bañó en leche desde principio de año y apenas en marzo, en el momento que presentaron a las candidatas del concurso de belleza tica, ya se veía que sería la favorita para ganar el certamen.

“Para mí la corona tiene nombre y apellidos, es la clara favorita desde el año pasado. Ella es la que resalta y es obvio que tiene que ganar porque es la que ha tenido más exposición y publicidad”, aseguró Adriano Núñez, dueño de la agencia Adriano Models, que prepara a muchas misses un mes antes de la competición.

Tal y como se esperaba Natalia ganó el concurso el 28 de abril de este año. Su experiencia en otros certámenes más el nombre que ya se había hecho gracias a varios años como presentadora de televisión hicieron que no hubiera objeción en su coronación.

“Me siento feliz y complacida porque fue un proceso largo y difícil, pero lindísimo. Todo ese tiempo que invertí, para mí fue crecimiento emocional. Aprendí muchas otras cosas que me van a servir para el resto de mi vida”, dijo después de la coronación.

A partir de ese momento comenzó una preparación más completa para su participación en el Miss Universo, que la llevaría a ser una de las mujeres más bellas del planeta.

Cabe destacar que, contrario a otros exreinas de belleza, Naty nunca perdió la accesibilidad hacia todos, en varias ocasiones se le vio en el autódromo La Guácima apoyando a su amorcito en las carreras del campeonato CTCC.

Luego se enfocó en lo suyo y se fue sin hacer mucha bulla hacia Filipinas.

Naty señaló en sus redes sociales que está lista para crear, construir y disfrutar la belleza de las cosas simples al lado de su futuro esposo.