Erick Quirós.Hace 3 días
Ya hay algunos que pintan para salir. Foto Jeffrey Zamora
Ya hay algunos que pintan para salir. Foto Jeffrey Zamora

Siempre ser eliminado de un concurso es feo, pero ser los primeros y que todo el país se entere es mucho más gacho.

Eso es lo que han enfrentado cinco participantes de las temporadas pasadas de Dancing with the stars, que tristemente les ha tocado dejar la pista en la primera eliminación.

Lorena Velásquez, María González, Harold Wallace, Alejandra Portillo y Wesley Vargas son los que han vivido esa dura experiencia y este domingo se unirá a la lista un nombre más.

Entre las figuras que más suenan para abandonar el programa están Jair Cruz, Coco Vargas y Andrea Morales, por ser a los que más les ha costado el tema del baile en las primeras galas, aunque como esto depende de los votos del público, queda claro hasta el momento de la expulsión.

Buscamos a los famosos que se fueron en las primeras de tanteo para que nos contaran la sensación que tuvieron en el momento en que les dieron el leñazo de la expulsión, también para que nos explicaran un poco cómo se vive la semana y si se lo olieron desde antes.

Todos coinciden en que ese día, como diría el “Longe moco”: fue horrible porque a nadie le gusta que lo echen.

En la quinta temporada lo más gacho le tocó a don Wesley. Fotos de Diana Méndez.
En la quinta temporada lo más gacho le tocó a don Wesley. Fotos de Diana Méndez.
Con fe

Don Wesley fue la última estrella en vivir esa experiencia y para él fue bastante feo.

Él hizo yunta con la mexicana Jazhell Acevedo (ahorita con Jair Cruz) y no le fue tan mal en las primeras galas; sin embargo, el poco apoyo de la gente lo crucificó.

“Sí, es una sensación no muy bonita porque uno quiere seguir disfrutando, al menos, un poco más del programa”, recordó.

En su caso, a pesar de ser una de las figuras menos conocidas de su temporada, nunca se olió que lo mandarían a la choza de primero.

“Uno no lo sospecha porque la producción no da ningún indicio, solo se sabe lo que los jueces han dicho en galas anteriores, pero se está a la expectativa de lo que diga el público, ahí es donde depende qué tan mediático es la estrella”, dijo.

Vargas siguió asistiendo a cada gala para apoyar a sus excompañeros.

Para el bailarín en esta ocasión hay un par que se perfilan para salir del programa el domingo sin darle muchas vueltas.

“Yo veo a Jair (Cruz) y a Coco ( Vargas) como los más tiesillos, no sé cómo estarán mediáticamente, pero si fuera por baile sería alguno de ellos que se iría”, aseguró el señor, quien tiene a Greivin Morgan y a Lucía Jiménez como su pareja favorita para ganar.

A Wallitas le sobraba sabor, pero también timidez. foto Jeffrey Zamora
A Wallitas le sobraba sabor, pero también timidez. foto Jeffrey Zamora
Vacilado

Al exjugador Harold Wallace también le tocó que le dieran las gracias al cuarto programa aunque para él sí fue una gran sorpresa.

“Quizá sí lo pensaba porque yo no soy muy amigo de las redes sociales y no tengo tantos fans como otros, pero en cuanto a baile, estoy seguro que había otros que lo hacían peor que yo, pero es un tema de votos y el programa depende de eso”, afirmó el Rapero.

A partir de esa eliminación, el tema se convirtió en motivo de bromas para sus compas y gente que se lo topa.

“Me da risa porque la gente me molesta y me dicen que yo no bailo nada y no es así, yo digo que no lo hice mal y más bien les digo que nos echemos cualquier ritmo para ver si me ganan", aseguró.

Lo mismo opinó su bailarina Tatiana Sánchez, quien en esta ocasión hace yunta con Marko Jara.

Para ella Wallace tenía con qué seguir, pero le faltó mover las redes.

“A él le daban nervios y por eso la gente lo veía tieso, pero bailaba muy bien y no dio tiempo de que lo demostrara, para mí fue difícil porque también fue mi primer temporada y me quedó de lección que hay que tirarlo todo desde el principio”, señaló la profe.

En este caso, con Jara ha tratado de no hablar mucho del asunto de la eliminación, pero le han puesto mucho al baile para que no pasen por esa feo momento tan rápido.

“Vamos con un merengue muy bonito, le metimos cargadas, acrobacias y algunas sorpresitas, hay que motivarlos y prepararlos para estar listos tanto para la coreografía como para el reto”, señaló Sánchez.

Las vacaciones de Ale la terminaron perjudicando al final, Fotos Melissa Fernández Silva
Las vacaciones de Ale la terminaron perjudicando al final, Fotos Melissa Fernández Silva
Sin tiempo

Otra que salió al principio fue la actriz de la Pensión Alejandra Portillo, quien participó en el 2016, en la cuarta temporada.

“Azucena” no pudo ni agarrarle el gusto al programa, pues llegó una semana antes de que iniciara y ensayó bastante poco.

“Sí me sorprendió porque yo sentí que bailé mejor que algunos de mis compañeros, para mí tuvo mucho peso que casi no ensayé, llegué casi cuando estaba comenzando el programa y tampoco tenía redes sociales en ese momento y eso jugó en mi contra y para mí Dancing es de popularidad y no tanto de baile”, comentó.

Ale no se agüevó por salir de primera, pero sí le hizo falta vivir un poco más la experiencia del Dancing.