Ileana Vargas.10 septiembre

El modelo Greivin Morgan no sale del asombro por las decenas de muestras de apoyo que ha recibido después de contar en “Dancing with the stars” lo duro que fue enfrentar la muerte de su hermano mayor, Walter.

La gala de este domingo se llamó “El año memorable”.

Lucía y Greivin volvieron a ganar y encabezan la tabla. Foto Jeffrey Zamora
Lucía y Greivin volvieron a ganar y encabezan la tabla. Foto Jeffrey Zamora

Este lunes, el modelo le dijo a La Teja que lo sorprendió la reacción del público luego de que él abriera su corazón en la tercera gala de la competencia de baile.

El morenazo –igual que los nueve participantes más de “Dancing”– se tiró a pista para bailar una canción que representara el año que más ha marcado su vida.

Morgan decidió rendirle homenaje a Walter, su hermano mayor y quien fue asesinado en el 2012 cerca de la iglesia católica de la ciudadela León XIII, en Tibás.

Él y su compañera de baile, Lucía Jiménez, bailaron “My inmortal” en género contemporáneo.

La coreografía gustó tanto que el juez David Martínez, el más rudo del jurado, le dijo a Morgan que había sido una de las mejores presentaciones de la noche.

No por casualidad la pareja quedó en el primer lugar de la tabla de posiciones por segunda semana seguida.

Pero más allá de los puntos, que en toda competencia son importantes, Morgan dijo que los comentarios después de contar la prueba por la que pasó su familia le han llegado al corazón.

Greivin reveló que al final de la coreografía estaba destrozado. Foto Jeffrey Zamora
Greivin reveló que al final de la coreografía estaba destrozado. Foto Jeffrey Zamora
Madrugada llena de gratitud

Greivin nos dijo que el homenaje para su hermano siguió después de que las cámaras de televisión se apagaron.

“Ese final en la pista me despedazó. Yo iba llorando mientras estaba bailando, pero cuando terminé y vi que mis hermanos (Adriana y Alexander) estaban al lado mío y que mis papás estaban en la gradería, fue mucho con demasiado”.

Al terminar el programa fueron a comer en familia y recordaron muchas cosas de las que vivieron junto a Walter.

Greivin, el menor de los hermanos, recordó que fue Walter quien le enseñó a andar en bici, a manejar y a un montón de cosas importantes.

Año memorable: #GreivinyLuchi

¡Increíble los momentos que esta gala nos ha dado! ❤🙏

Posted by Dancing with the Stars Costa Rica on Sunday, September 8, 2019

Con tantas y tan fuertes emociones a flor de piel la noche se hizo larga.

Sabía que mi historia era dura pero nunca imaginé la reacción que ha provocado en la gente", Greivin Morgan.

“Me dieron las tres de la mañana respondiendo cada uno de los mensajes y todavía sigo en eso. Estoy muy agradecido con Dios por permitirme vivir esta experiencia y por poder llevar un mensaje de perdón”, comentó.

Detalló que por medio de las redes sociales ha recibido decenas de mensajes. Algunas personas le dicen que su testimonio les ha inspirado para perdonar a algún familiar o para reflexionar acerca de la importancia de manifestar siempre el amor a los seres queridos.

La experiencia de Greivin conmovió tanto que más de uno lloró en el estudio Marco Picado, donde se lleva a cabo la competencia de baile.

Los hermanos de Greivin salieron de sorpresa a la pista cuando Greivin terminó de bailar. Foto Jeffrey Zamora
Los hermanos de Greivin salieron de sorpresa a la pista cuando Greivin terminó de bailar. Foto Jeffrey Zamora

El participante de “Dancing” le contó a La Teja la dura prueba de tener frente a frente al asesino de su hermano.

“Me tocó ir a comparecer a la Corte, lo tuve (al asesino) a solo dos metros de distancia. En ese momento vi un lapicero y pensé agarrarlo y clavárselo en la garganta, pensé en golpearlo, pensé en gritarle de todo, pensé muchas cosas. Pero en ese momento algo me dijo: ‘¿ Y si lo perdona?’, y yo me decía: ¿Cómo se le ocurre?, ¿cómo que perdonarlo?'. Claro, solo Dios podía darme esa opción y yo preferí perdonar”.

El asesino fue condenado en junio del 2013 a 14 años de prisión.

Dice que hace seis años, cuando murió su hermano, todo se le juntó.

“Llevaba una vida vacía, de fiestas, de mujeres, problemas económicos y en ese momento se vino la muerte de mi hermano y fue como que si Dios me dijera ‘¿ya va a entender?', porque era una tras otra y yo no entendía. Fue cuando mi amigo Álvaro Mora me llevó a un lugar donde comencé a estudiar la Biblia”, recordó.

Después del programa del domingo, tan cargado de emociones, Greivin y Lucía se preparan con todo para el bolerazo que bailarán el 15 de setiembre.