Silvia Núñez.3 mayo
El humorista estuvo en primera fila en la eucaristía y muy bien acompañado, aunque no quiso revelar quién es la dama. Cortesía y captura de video
El humorista estuvo en primera fila en la eucaristía y muy bien acompañado, aunque no quiso revelar quién es la dama. Cortesía y captura de video

La canción del padre Sergio Valverde: “sin la mascarilla, ¡hay covid pa’ti y covid pa’mí!”, se convirtió en un fenómeno, tanto así que hizo que el humorista Renzo Rímolo y miles de sus seguidores volvieran a misa este domingo.

Más de cinco mil personas se conectaron a la transmisión de Facebook de la iglesia de Cristo Rey y del famoso influencer, muchos lo hicieron para ver al comediante en misa después de mucho tiempo, pero terminaron disfrutando de la celebración religiosa.

Renzo aseguró que él solo sirvió de “megáfono” para que el padre enviara su mensaje a cientos de personas que como él están alejados del camino de Dios y principalmente, para que colaboren con las Obras del Espíritu Santo para así continuar con su labor de alimentar a los más necesitados.

El jueves anterior el sacerdote había invitado públicamente al comediante a asistir a su misa, luego de que este hiciera un análisis humorístico en sus redes sociales de su canción contra el covid-19.

- ¿Qué le pareció la misa?

Una misa muy activa, llegó un punto donde yo dije: “juepucha, estoy sudando mae”(risas). Con el calor del mediodía y los pasos de baile yo decía: “mae, yo no estoy preparado para tanto baile”, pero definitivamente no había visto una misa así de alegre.

- Entonces, ¿le gustó la misa que da el padre Sergio?

Sí, estaba divertida, muy diferente. Yo creo que es una buena propuesta para la gente, igual sigue siendo iglesia católica y todo se hace igual (ritual religioso), pero esa visión diferente del padre o esa actitud y eso hace que llame la atención de las personas que piensan que las misas son aburridas, veo que el padre Sergio tiene una forma muy peculiar de comunicar su mensaje y de transmitirle esa energía a la gente.

- ¿Conocía de la labor del padre Sergio Valverde y las Obras del Espíritu Santo?

No, no, de hecho yo estoy igual que muchos que lo vieron hoy por redes sociales, es la primera vez que vi una misa de él y es la primera vez que me entero de lo que hacen, lo que ayudan a la comunidad y al más necesitado.

Al humorista se le vio disfrutando de la misa. Cortesía y captura de video
Al humorista se le vio disfrutando de la misa. Cortesía y captura de video
“Ir a misa una vez al año no hace daño”, Renzo Rímolo

- ¿Hace cuánto no iba a misa?

Bueno, así de levantarme un domingo y decir: ‘hoy voy a ir a misa’ un muy buen rato. La última vez que fui a misa fue porque me convertí en tío (por el bautizo de su sobrino) pero así, levantarme solamente para ir a misa, fue hace como 12 años, pero me gustó mucho.

Leí en el Live (Facebook) que había gente que escribía. “yo no soy creyente y me estoy tirando toda la misa”, u otros que ponían que querían ayudar a los niños que están necesitando comida porque les llegó el mensaje del padre, entonces, cayó como anillo al dedo que yo hiciera ese video (de la reacción de la canción de la mascarilla) para que de cierta forma, mucha gente que me sigue a mí, pudieran por primera vez, después de mucho tiempo, ver una misa completa.

Yo no sé si era por morbo que querían ver cuando yo saliera o ver el final cuando yo cantara la canción con el padre, pero la gente estuvo por ahí conectada, hubo hasta 5 mil personas en un momento. Yo no estoy diciendo que todo eso lo haya hecho yo.

-Muchos creyentes escribieron que usted ha sido un instrumento para transmitir no solo el mensaje de Dios sino para hacer conciencia sobre el covid-19. ¿Qué opina de eso?

Es tuanis saber que uno puede alegrar de cierta forma a tanta gente, porque yo me he dedicado a esto del entretenimiento por mucho tiempo, pero esto me llama la atención de que en serio hay gente que no va a misa. Usted le hubiera dicho hoy a alguien ¿vamos a misa? y no va, pero esa persona hoy sí se conectó y sí estuvo en misa aunque no creyera en Dios ni en nada, y fue como anillo al dedo porque el padre necesitaba dar un mensaje muy importante que es que hay muchos niños y niñas que no tienen que comer, o personas que en este tiempo de pandemia porque cierran restaurantes o negocios se van a quedar sin trabajo y ese mensaje les llegó a todos esos que se conectaron.

Durante toda la transmisión de la misa, que duró más de dos horas, hubo más de 3 mil personas conectadas. Cortesía y captura de video
Durante toda la transmisión de la misa, que duró más de dos horas, hubo más de 3 mil personas conectadas. Cortesía y captura de video

- ¿Y a usted qué mensaje le dejó?

Diay, que si no usamos la mascarilla él nos hace el funeral (risas). ¡No, mentira!

Sí se siente muy tuanis ser un instrumento, como tal vez dice el padre que todos somos instrumento de Dios, y yo de cierta forma sí funcioné como un megáfono, obviamente un megáfono que buscó entretener y de paso mire todo lo que se dio.

Imagino que mucha gente donó porque me escucharon decirles: “enfermos (como él le dice a sus seguidores), donen, donemos”. Fue una experiencia vacilona.

“El padre quería ayudar y por eso hizo la canción de la mascarilla y yo quería entretener y de cierta forma esta es una ayuda para la gente que necesita entretenerse hoy en día”, Renzo Rímolo.

- ¿Qué le dijo el padre una vez que terminó la misa?

Él superagradecido y me dijo que no sabía nada de redes, que él hasta ahorita viene entendiendo el término de influencer, pero que estaba muy contento de que estuviera con él ahí, hasta me dieron un osito de peluche. Yo más bien salí con las manos llenas, el corazón contento y el estómago vacío porque qué misa más larga, salí con hambre de ahí (risas).

- ¿Quién es la chica que lo acompañó a la misa?

¿Había alguien a la par mía? (risas). Es una ex.

- ¿Y por qué fue a misa con ella?

Porque vieras que ella está llena de pecado y estoy buscando que se acerque más a Dios (risas). Pero no desviemos la atención del mensaje verdadero que es ayudar a los niños y niñas para que puedan comer. Es más, si los enfermos donan de mil en mil y llegamos al millón de colones le revelo la noticia de quién es (risas).

El padre Sergio Valverde puso a bailar y a cantar al influencer frente a todos. Cortesía y captura de video
El padre Sergio Valverde puso a bailar y a cantar al influencer frente a todos. Cortesía y captura de video

- ¿Quedó con ganas de volver a la misa del padre Sergio?

Colaborar con el padre así de esta forma es algo muy divertido, pero vieras que sí, soy católico no practicante, entonces, no puedo prometer que ahora sí voy a volver todos los domingos a misa porque sería un poco hipócrita.

Pero ya me llevé un chanchito (de plástico) para ayudar a la comunidad que voy a llenar con platica y ahí en redes ya le pedí a todos que ayudaramos.

“Voy a hacer un video más de todo lo que viví hoy, me siento bien de haber usado mis redes sociales no solo para entretener sino para ayudar a transmitir el mensaje del padre”, Renzo Rímolo
Lo mío son los precarios

Sobre la misa que tuvo una presencia virtual de más de cuatro mil personas conectadas en el Facebook “Asociación Obras del Espíritu Santo”, muchas motivadas por Renzo, el padre Sergio Valverde le agradeció a Dios.

“Gracias a Dios se conectaron muchas personas, aquí lo importante es el mensaje, es Dios. La verdad, no entendía mucho por qué Dios me puso esa canción en el corazón, si lo mío no es eso, lo mío son los precarios, la León XIII, La Carpio, Upala, la Isla de Chira, es andar buscando comida para los que más necesitan, buscando llenar camiones de comida y buscando camiones para llenarlos de comida.

Los niños de las Obras del Espíritu Santos le mandaron un peluche a Renzo y a su amiga como agradecimiento. Cortesía y captura de video
Los niños de las Obras del Espíritu Santos le mandaron un peluche a Renzo y a su amiga como agradecimiento. Cortesía y captura de video

“De un pronto a otro vino la canción y me mantiene ocupado en atender medios de comunicación y cositas así, entonces, como que sentía que le estaba quitando tiempo a lo que realmente me ocupa, la comida de los que necesitan; sin embargo, tanta gente conectada en una misa me demuestra que Dios es perfecto”, dijo.

El sacerdote mencionó que también fue muy bonito saber que muchos que tenían tiempo de no ir a misa se conectaron y escucharon el mensaje de Dios y el llamado a cuidarnos aún más en esta pandemia.

“Las misas en Cristo Rey son muy alegres, siempre han sido muy alegres porque tienen mucho niño y mucho joven, lo que pasa es que ahora con las redes sociales se muestran más.

“Soy de corazón alegre y bueno, el influencer que quiera acercarse, las puertas de la iglesia estarán siempre abiertas”, aseguró el padre quien nos pidió que por favor le recordáramos que para ayudar a las Obras del Espíritu Santo lo puede hacer en el Sinpe móvil 8367-7000. Todo lo recaudado es para comprar alimentos.

¿Cuantos tenían ratos de no ir a misa? 😁 ¡Hoy muchos fuimos! ¡Aunque fuera virtual! Todo un placer conocer al padre...

Posted by Renzo Rímolo on Sunday, May 2, 2021