Erick Quirós.27 noviembre, 2020
Liseth ve como un trabajo más lo que hace. Cortesía.
Liseth ve como un trabajo más lo que hace. Cortesía.

Cada vez es más frecuente meterse a Instagram u otras redes sociales y toparse con alguna imagen bastante provocativa de alguna güila promocionando su perfil de OnlyFans.

Esta plataforma de origen inglesa y que nació en el 2016 se ha puesto de moda durante este año, debido a que se convirtió en la manera perfecta para obtener dinero sin tener que salir de casa, que es lo que tanto piden las autoridades durante la pandemia. Aunque a precio muy alto, pensará la mayoría.

En OnlyFans se encuentra de todo, desde personas ofreciendo tips o tutoriales de belleza, arte, música y más, hasta un sinnúmero de mujeres y hombres que venden fotografías explícitas a sus suscriptores, los cuales deben pagar una cifra mensual para acceder al contenido de la persona a la que gusten seguir.

La plataforma cobra un porcentaje a los creadores de contenido y ellos muestran lo que deseen, sin ningún tipo de censura y además con mucha privacidad.

Nuestro país no ha estado exento de este tipo de negocio y son muchísimas modelos, influencers y personas sin ningún tipo de vínculo público las que se han atrevido a publicar sus fotos íntimas y así generar dinero, en tiempos en el que el trabajo no abunda.

Hace poco

Uno de esos casos es el de la vecina de Jacó Liseth Orozco, quien en junio de este año aceptó la recomendación de una amiga e hizo la solicitud para ingresar y subir contenido a la plataforma.

“A veces subía fotos sexys a Instagram, incluso desnudos como artísticos y una amiga me sugirió que me creara un OnlyFans porque me podría ir muy bien gracias a que tengo muchos seguidores”, contó.

A partir de eso, tuvo que esperar cerca de un mes para que la aprobaran como miembro de OnlyFans. Al principio comenzó, según cuenta, bastante tímida, pero poco a poco se fue soltando.

Ahora sube contenido prácticamente todos los días, algo que le permite estar muy cerca de las personas que pagaron por ver sus fotografías.

“Yo soy la que decido cuándo subir fotos, también decido quién me puede seguir y quién no, si alguien me falta el respeto tengo todo el derecho de bloquearlo, gracias a Dios no tengo seguidores que me escriban cosas feas”, aseguró.

Para entender bien qué tipo de contenido podía compartir se suscribió a las cuentas de otras personas y así agarró bolados.

“Así fui agarrando experiencia, me di cuenta que todo lo que se deje a la imaginación provoca más, no mostrar todo de una vez. Si alguien pide algo más explícito es por mensajería privada y tiene que pagar extra por lo que quiera, aquí la ganancia es por medio de esos mensajes privados, no tanto por suscriptores porque para eso tendría que tener muchísimos y que renueven la membresía cada mes”, contó.

“Todo el tiempo piden salir conmigo y yo digo que no, yo hago fotos o videos, pero hasta ahí, a veces me piden que diga el nombre de ellos, o que les enseñe mis pies, eso me lo han pedido como dos de mis suscriptores”, agregó.

“Es una extra pero me ayuda mucho en mi vida, yo que no llevo mucho tiempo me puede llegar por mes unos 1300 dólares ( poco más de 776 mil colones)”, Liseth Orozco, modelo.

En cuanto a la opinión de su familia, asegura que nunca se ha tocado el tema, piensa que no debería pesar porque es el medio con el que ha podido ayudar a sus padres y a su hija.

Christy cambió su tienda en línea por OnlyFans. Instagram.
Christy cambió su tienda en línea por OnlyFans. Instagram.
No es prostitución

Otro caso que nos encontramos es del Christy Artavia, quien por causa de la pandemia dejó de recibir ganancias de su tienda en línea y optó por meterse a OnlyFans a vender sus fotos.

“Creo que para la mayoría fue una opción pandémica porque había que encontrar la forma de hacer dinero y estando en la casa. Yo tengo una tienda de ropa en línea y por la pandemia todo se cayó, entonces ya había escuchado de OnlyFans y me metí, lo que empezó como curiosidad se terminó convirtiendo en mi nuevo trabajo, yo lo veo lo más profesional posible”, contó.

Para Christy, quien lo normaliza totalmente, es solo una forma de obtener dinero y no quiere decir que vaya ligada a la prostitución como mucha gente piensa.

“Yo digo que por lo menos un noventa por ciento de las chicas que tienen OnlyFans no dan servicios de prostitución, a mí me preguntan y yo les digo que me va tan bien con solo vender fotos y videos que no tengo la necesidad de hacer nada más, aparte de los riesgos que hay”, aseguró.

Ella es tan transparente con el tema que, incluso, sus dos hijos saben a lo que se dedica.

“Para mí la opinión de ellos es la única que me interesa y cuando lo vi como opción, les pregunté, mi hijo que vive en Estados Unidos me dijo que ahí era lo más normal y mi hija me dijo que total, si en Instagram se suben fotos en hilo o en vestido de baño, ¿qué son fotos un poco más sensuales y que te paguen?”, aseguró la bella, quien puede llegar a ganar cerca de los $4000 al mes. (unos ¢2.400.000).

“Antes pagaba fotógrafo profesional, pero con el tiempo me di cuenta que al hombre le gusta más la foto casera”, Christy Artavia

Según contó, usa Instagram ( @jerglam)para promocionar su perfil aunque eso está a punto de acabar, pues la red social empezará a bloquear próximamente cualquier publicación que invite a ir a este tipo de plataformas. Aunque está segura de que encontrará la manera de seguir ofreciendo su material, Twitter es otra opción.

El perfil solo muestra una foto de la chica y los precios por suscripción. OnlyFans.
El perfil solo muestra una foto de la chica y los precios por suscripción. OnlyFans.