Ileana Vargas.9 abril, 2019

La presentadora Glenda Peraza abrió su corazón y contó entre lágrimas lo difícil que fue para ella rehacer su vida en pareja después de divorciarse del exjugador Austin Berry.

Glenda Peraza abrió su corazón con los televidentes. Foto: Mayela López
Glenda Peraza abrió su corazón con los televidentes. Foto: Mayela López

Este lunes 8 de abril, el programa “Divas pero divinas” trató el tema “Hasta que la muerte nos separe” y, como es costumbre, las reconocidas presentadoras opinaron y contaron anécdotas personales de lo que significa esa frase para sus vidas.

Fue entonces cuando Glenda, quien como si estuviera en una charla privada de amigas, reveló lo duro que fue para ella enfrentar su separación después de 16 años de casada. Ella se divorció por una infidelidad.

La también empresaria aseguró que fue complicado afrontar las constantes críticas por haber tomado la decisión de separarse legalmente, pero fue mucho peor cuando le abrió de nuevo las puertas al amor.

“Yo no pensaba en divorcio, mucho menos en novio. ¿Cómo yo cuarentona con novio? Y mucho menos pensar otra vez en matrimonio”, reveló.

Nuevas oportunidades

La guapa detalló que en un momento ella había contemplado la posibilidad de vivir en unión libre, pero que Byron Garita, su actual esposo, fue quien la motivó para volver a casarse.

“Lo que pasa es que cuando conocí a Byron, que es un hombre hecho y derecho, de valores ejemplares en su familia, yo me hubiera juntado y felices los tres. Pero mi marido es de muchos valores y él me dijo: ‘Es que yo me quiero casar porque me voy a casar para toda la vida con usted’”, relató frente a cámaras.

“Me sentía indigna, vea que feo hasta donde la sociedad nos puede castigar”, Glenda Peraza, empresaria y presentadora.

Ya con las emociones a flor de piel por revivir esos recuerdos, Peraza no pudo contener las lágrimas y relató cómo se sintió castigada por la sociedad.

“Se los juro, hasta que me dan un poquito de ganas de llorar. Por mucho tiempo después de mi divorcio me criticaron, mucha gente me decía que cómo iba a divorciarme, que por qué si yo era cristiana no lo perdoné. Y yo desde el día uno perdoné a Austin. Esto es muy duro, la gente que está pasando por esto lo sabe”, expresó entre lágrimas.

“Cuando Byron me dijo que si quería ser su esposa, me sentía tan indigna, sobre todo ante su familia y no porque ellos me juzgaran, sino porque la sociedad me hacía sentir indigna, la sociedad me hacía sentir que yo no valía para volverme a casar, que cómo iba a pasar por un ridículo de desfilar. Hasta que él me dijo: ‘Pero amor, usted se merece esto y yo también’ y fue cuando dije: ‘La verdad es que él y yo nos merecemos esto y más’", narró.

La pareja tuvo una linda boda civil en abril del 2015. Foto Adrián Soto.
La pareja tuvo una linda boda civil en abril del 2015. Foto Adrián Soto.

Para finalizar, la macha motivó a las televidentes a darse siempre la oportunidad de construir una bonita historia de amor.

Ella insistió en que sin importar credos religiosos, las críticas y los estereotipos de la sociedad, cuando llega el amor vale la pena echarse al agua e intentarlo.

#SomosDivas Glenda llora por todo lo que trajo para su vida volver a casarse.

Posted by Multimedios CR on Monday, April 8, 2019