Redacción .16 septiembre

Kanye West encendió las redes sociales este miércoles al publicar en Twitter un video donde orina un Grammy para mostrar su molestia con las disqueras a las que acusa de esclavistas, debido a lo que considera cobros excesivos para los músicos.

El rapero está enfurecido porque la mayoría de los artistas no son dueños de su propio trabajo ya que ha tratado de comprar los derechos de su música a Universal y está tratando de salir de su contrato con el sello.

“No publicaré más música hasta que haya terminado mi contrato con Sony y Universal”, aseguró el artista en una serie de mensajes de Twitter que ha ido borrando y añadiendo y en los que también exigía disculpas a Drake, pedía una reunión con Jay-Z y mencionaba que su canciones valdrían más que las de Taylor Swift.

El enfrentamiento del rapero con sus sellos musicales se produce justo cuando se esperaba que saliese a la luz su disco Donda, que por el momento parece que no llegará al mercado.

El rapero ha tenido un año lleno de polémicas. AP.
El rapero ha tenido un año lleno de polémicas. AP.

Entre las publicaciones, West subió una captura de pantalla de lo que parece una conversación con uno de sus asesores legales, quien anima a presentar una denuncia contra Universal y Sony por incumplimiento de contrato, al no haber apoyado al artista lo suficiente.

Según West, nadie en ambas compañías respondió a sus intentos de negociar un acuerdo, por lo que ahora insinúa que irá a un aparentemente juicio.