Farándula

Volvió el “youtuber arratao” y les pegó un gran susto a los usuarios de Didi y Uber

Diego López, mejor conocido como Nano, tuvo que dejar de crear contenido por al menos seis meses

Con una Granada en la cabeza broma a usuarios de Uber y Didi

Espero les guste ya que muchos pidieron una segunda parte! Gracias a Luis Diego Segura Araya por el corte y el dibujo! Porfavor sígueme en instagram , es demasido importante que me sigas en instagram https://www.instagram.com/elmundosegunnano/

Posted by Diego Nano on Tuesday, July 27, 2021

El youtuber Diego López, mejor conocido como Nano, tuvo que dejar de crear contenido por al menos seis meses para poder sacar la segunda parte de una broma que lo dio a conocer.

El vecino de Desampa compartió hace unos días un nuevo episodio del experimento social --como él les llama a las bromas que hace-- en el que le pega un susto a los usuarios de Didi y Uber, pues les hace creer que acaba de salir de la cárcel y ese fue el primer brete que encontró.

Para este video se hizo un peinado bastante extravagante, al igual que en el primero que hizo en el 2020. Aquella vez le diseñaron una metralleta AK-47 en la cabeza y en esta ocasión fue una granada en el pelo y varios tatuajes en la cara y el cuello que le pararon los pelos a sus clientes.

También se rayó toda la mascarilla y puso a un cómplice a llamarlo para decirle que lo andaban buscando para meterle unos plomazos. La reacción de las personas es un pacho.

“Creo que en algún momento a todos nos ha pasado que solicitamos un servicio y llega alguien arratado, no se puede tapar el sol con un dedo, hubo casos muy vacilones, fue difícil porque mucha gente no quería montarse. Hice ocho viajes y solo cinco me dieron autorización, hay otras que se enojan y se bajan del carro”, contó.

Nano dice que una vez que les decía a las personas que era una broma, les volvía el alma al cuerpo porque el susto era tremendo.

Aseguró que los seis meses que dejó de hacer videos sirvieron para que hiciera algo de mejor calidad.

“Costa Rica es un país muy pequeño y a veces quería hacer un video y ya la gente sabía quién era, no es por decir que soy conocido, pero sí los videos se hicieron muy virales y por eso costaba más.

“Esos meses (en los que no hizo videos) me sirvieron mucho de experiencia para ver errores que se cometían en el pasado, ya entendí que no se necesita ser vulgar para dar gracia, también ser más cauteloso con la gente, decirles que es una broma, pedir disculpas y decir que si quería podían reportarme”, señaló

López afirma que en el momento que la gente lo empiece a reconocer, tendrá que poner a personas conocidas a hacer sus experimentos, aunque él tenga que quedarse detrás de cámaras.

El video del Uber arratao tiene actualmente cerca de nueve millones de reproducciones.