Erick Quirós.4 noviembre
El reto lo hicieron aunque ya sabían que se iban. Fotografía: Lilliam Arce.
El reto lo hicieron aunque ya sabían que se iban. Fotografía: Lilliam Arce.

Yessenia Reyes se quedó a las puertas de ser la única bailarina de Dancing with the stars en estar presente en todas las finales del espacio de meneos de Teletica, por lo que es entendible que a un día de su eliminación siga como un miura luego de que los jueces la mandaron para la casa al lado de su pareja, Destino.

La salvadoreña todavía no se explica cómo quedaron fuera, pues a su consideración hicieron un excelente trabajo, pero nunca llegaron a llenarle los ojos a los jueces.

Cabe destacar que desde los primeros programas de esta sexta temporada la pareja tuvo algunos roces con David Martínez, Alex Costa y Flor Urbina debido a los comentarios que les daban luego de presentarse.

“Por cualquier error nos quitaban cuatro o cinco puntos cuando por lo general quitan uno o dos”, Yessenia Reyes, bailarina.

–¿Sigue molesta por la forma en cómo abandonó la pista?

Desde hace tres semanas ya sabíamos que los jueces nos querían fuera, su forma de evaluarnos era diferente, no se ponían de acuerdo con lo que nos decían. A mí en algún momento me dijeron que tomaba muchos riesgos y luego que la estrella tenía que hacer algo más avanzado, era difícil entender lo que querían.

–¿Por qué cree que se dio eso?

No sé la razón por la que se portaron así, pero para mí sí fue muy evidente, en el maratón de baile, la semana pasada, todo el país lo vio. David (Martínez) sacó la paleta de que se iba Destino a los segundos de haber empezado a bailar y Alex (Costa) y Flor ( Urbina) le decían que no, yo solo volví a ver al director de piso y ni él sabía qué hacer. Era claro que no quería que ganáramos eso porque eran puntos extra, al final en el Ojo de Dancing, Alex se quitó y defendió a David cuando él no había dicho que nosotros nos fuéramos.

–¿Cómo tomaron eso?

No nos sorprendió, yo le dije a Destino que supiera que iba para afuera hace tres semanas y no quiero hacer quedar mal a la producción porque para mí Dancing es maravilloso y no me quejo del trato y de lo que ha sido en mi vida, pero sí de los jueces que decidieron que saliéramos.

–¿Tocaron el tema fuera de cámaras en algún momento?

Sí, se habló y el profe David nos dijo que nada era personal y que él solo evalúa el baile, pero es muy extraño, cuando nos daban los comentarios decían que estábamos bien y a la hora de calificar nos daban menos.

Con ningún ritmo la pegaron. Fotografía: Lilliam Arce.
Con ningún ritmo la pegaron. Fotografía: Lilliam Arce.

–¿Piensa que los afectó el hecho de que ustedes no se quedaron callados cuando les hacían alguna crítica?

No lo sé, me parecería poco profesional de ellos si nos castigaron por responderles cuando no estábamos de acuerdo.

–¿Se arrepiente de haber contestado en esos momentos?

No, si hubiéramos hecho eso (callarse) hablaría mal de nuestra personalidad, creo que hay que mantener el carácter siempre, no se puede aplaudir lo que no nos parece correcto y eso fue lo que hicimos.

–¿Qué le dijo a Destino al ver cómo estaba la situación?

No sabía qué hacer, le pregunté a la producción y me dijeron que siguiera adelante con el show, entonces me enfoqué en entretener y complacer al público y a los televidentes más que en querer ganar. No queríamos vernos derrotados y creo que logramos que la gente viera un buen espectáculo por parte de esta pareja porque en redes se destapó una revolución como nunca antes había visto, mucha gente no entiende por qué quedamos fuera.

 Gustavo Peláez no bailaba nada, pero los jueces no fueron duros con él. Fotografía:Rafael Murillo
Gustavo Peláez no bailaba nada, pero los jueces no fueron duros con él. Fotografía:Rafael Murillo

–¿Se había sentido así en alguna de las otras temporadas?

Es la primera vez que me pasa, con los demás siempre había llegado a la final.

–¿En qué ha cambiado en estos seis años?

Soy la misma, sigo trabajando duro pero ahora sé que Dancing es solo un trabajo, antes me daba muy duro salir y por eso ahora solo lo disfruto pase lo que pase, yo quiero que quede claro que no hay problema con la producción porque sé que ellos no se pueden meter con la forma de evaluación de los jueces ni lo que ellos dicen.

–¿Qué le dijeron los demás bailarines?

No me dijeron mucho, algunos que les gustó mi trabajo y otros solo me abrazaron.

–¿Cómo ve la final?

Estoy feliz por Tatiana Sánchez (pareja de Marko Jara) y por Javier Acuña (Sofía Chaverri) porque nunca habían estado en la final, si me sacaron para darle campo a ellos me parece que también lo merecían.

–¿Entonces los apoya?

Está difícil porque a Michael Rubí lo adoro y siempre he creído que merece ganar, Marko (Jara) y Tati han sido muy humildes y Javi ha hecho un gran trabajo, para mí no hay favorito.