Farándula

Yokasta Valle y Opo Marín sufren por ver al peor Saprissa en mucho tiempo

Yokasta Valle, Opo Marín y Andrés Jiménez opinaron sobre la crisis que se vive en Tibás

Frente a la Liga, Saprissa no fue el Monstruo que enamora a sus aficionados, sean estos conocidos o no.

La boxeadora Yokasta Valle, quien es moradísima, describe al equipo así: “Como que se le perdió el alma”.

La campeona de las 105 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) es contundente y retrata a la perfección el mal de los saprissistas. Forman un equipo sin alma.

Saprissa lleva 12 partidos sin ganar, con lo cual iguala la peor racha de su historia y, por si fuera poco, el domingo salió goleado --¡de su casa!-- con un 5 a 0 que a los aficionados les sabe al doble porque la paliza vino del archirrival y, para colmo de males, está fuera de la zona de clasificación.

Y esa lista de males hay que sumar el desorden administrativo que vive el equipo y la amargura que sienten los fiebres morados con semejante panorama.

Yokasta dice que, como miles, ella apoya en las buenas y en las malas, su morado no destiñe. Claro, está muy preocupada porque ve al Monstruo sin ganas, desmotivado y sin rumbo.

“Tienen que encontrarse porque como que se les perdió el alma. Yo los veo jugar y se les nota que no hay amor, pero creo que si están en el fútbol es porque aman a ese deporte”, opinó.

La boxeadora nos recuerda que todos los deportistas viven momentos de desmotivación y dice que para ayudar en esos momento hay personas cercanas que les ayudan a encaminarse de nuevo y encontrar el mejor combustible para seguir.

“No veo que sea nada de tácticas, creo que deberían buscar a un motivador. Yo digo que voy a llevar a Marco (Delgado, entrenador) a que les hable. A mí me desmotiva no tener peleas y siempre está él cerca, es como una medicina, hay que estar ahí todos los días, motivando, en los mismos entrenamientos, es por eso que (Marco) me lleva a correr a diferentes lugares, él estudia Psicología y él sabe”, señaló.

“Si usted está metido en algo tiene que disfrutarlo, una vez que se pone un pie en el gimnasio o en la cancha tiene que olvidarse de todo. Espero que (los morados) recuperen esa chispa”, agregó.

“Nunca había visto a Saprissa tan mal en tantos partidos, menos en un clásico. Se veía que no había ganas, no sé si hace falta la afición, eso pesa, pero hay que concentrarse y hacer lo que se tiene que hacer”, aseguró.

Piensa, aunque con dolor, que mejor para la “S” es que no se clasifique a las semifinales para así cerrar este capítulo y empezar desde cero con el próximo.

No son Saprissa

Otro que sufre con ese Monstruo de capa caída es el humorista Opo Marín, a quien verlo tan remal le apaga la sonrisa.

Opo es uno de los saprissistas más fieles del medio farandulero nacional. En sus redes sociales defiende a muerte a los morados, pero ya como que tiró el tapón.

“Esos maes (los jugadores y la directiva) parecen enemigos de Saprissa. Yo creo que aquí hay un mayor culpable y es el señor Juan Carlos Rojas, que no ha querido invertir como lo hacen todos los equipos. Entiendo que hay una pandemia, que no hay afición, pero ¿cómo los demás sí lo hacen?”, se pregunta.

Opo, como muchos morados, piensa que llegó el momento de decirles adiós a futbolistas que rinden menos que un billete de mil colones... y se rajó con los nombres.

“Es hora de que Saprissa les dé salida a los jugadores que ya jugaron, sin quitarle méritos a Bolaños, a Colindres y a Barrantes, pero ya fueron. No es culpa de ellos, ya dieron lo que tenían que dar y no son carajillos. Hay que invertir, desde hace rato hace falta un buen portero. Me parece que desde que echaron a Vladimir (Quesada) el equipo se vino abajo y eso no se ha arreglado”, explica.

Optimista

Andrés Jiménez, bajista de Los Ajenos, también tiene el corazón “partío” por el Sapri, pero tiene esperanzas. Cree que una vez que el equipo tocó fondo lo que hará es agarrar impulso.

“Seguiré morado hasta la muerte, pero creo que ya no podemos caer más bajo. Soy optimista, espero que se tomen las decisiones que se tengan que tomar rápido, si no se hace no vamos a ganar campeonatos por muchos años, como ha pasado con otros equipos”, dijo.

El músico afina su realismo y afirma, como Opo y Yokasta, que es mejor que Saprissa no se clasifique a la próxima etapa.

“Espero que para el próximo campeonato se comience con un entrenador serio y dándoles salida a los jugadores a quienes ya no les da para seguir. Los viejos ganaron el campeonato hace un año pero ya, se acabó”.