Por: El Universal.   18 octubre

Conocido como "El Ratón" o "El Ratón Nuevo", Ovidio Guzmán López es uno de los hijos de Joaquín El Chapo Guzmán y del que poco se conoce, en comparación con Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán.

Con 29 años, el presunto integrante del Cártel de Sinaloa es también hijo de Griselda López Pérez, segunda esposa de El Chapo, detenida en mayo de 2010 y dejada en libertad.

Ovidio Guzmán salió vivito y coleando del operativo que se dio este jueves en Culiacán. Foto: El Milenio.

El Chapo y Griselda, buscada en Estados Unidos por tráfico de drogas, tuvieron tres hijo más: Griselda, Joaquín y Edgar, quien falleció en 2012.

El presunto delincuente se define como un hombre que no es de lujos ni de carros deportivos; sus gustos, según él, son los caballos y los gallos finos.

De acuerdo con autoridades federales, Ovidio Guzmán es buscado por el gobierno de Estados Unidos como sospechoso de tráfico de cocaína, metanfetaminas y mariguana. En febrero se dio a conocer una acusación de la Fiscalía contra Ovidio y su hermano Joaquín, por una supuesta conspiración para traficas las sustancias ilegales a Estados Unidos; los hechos que se les imputan había ocurrido entre los años 2008 y 2018.

El anuncio lo hicieron funcionarios de la División Criminal del Departamento de Justicia y de la oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional de Inmigración y Aduanas (HSI, por sus siglas en inglés) de Arizona.

El caso fue investigado por HSI y es el resultado de los esfuerzos continuos de las Fuerzas de Tarea de Control de Drogas contra el Crimen Organizado (OCDETF, por sus siglas en inglés), una asociación que reúne la experiencia y las habilidades únicas de las agencias de cumplimiento federales, estatales y locales. Los abogados litigantes Anthony Aminoff y Anthony Nardozzi, de la sección de Narcóticos y Drogas Peligrosas (NDDS, por sus siglas en inglés) de la División Criminal, están procesando el caso.

Ver más!
Arresto, balas y liberación

El nombre de Ovidio Guzmán acaparó los medios de comunicación mexicanos este jueves ya que un grupo de 30 policías de la Guardia Nacional de México y militares lo agarraron, pero poco después decidieron soltarlo, según ellos, para evitar un baño de sangre.

Los uniformados estaban haciendo un recorrido de rutina por un residencial de casas de lujo en Culiacán, Sinaloa, cuando fueron agredidos por cuatro hombres que estaban en una de las viviendas, por lo que se metieron a controlar la situación.

Una vez dentro los polis se quedaron fríos por que vieron que uno de los sujetos era Ovidio. Poco después un montón de compinches del presunto narco rodearon el chozón y eso intimidó a los oficiales ya que los superaban en número.

La situación estuvo bastante complicada ya que hubo intercambio de balazos, incluso las autoridades mexicanas hablan de que nueve personas habrían resultado heridas.

El Gobierno mexicano detalló los compas de Guzmán tomaron también las calles aledañas y causaron pánico. En diversas partes de la ciudad se escucharon balaceras y se observó a decenas de personas fuertemente armadas que tomaron autobuses de transporte público y que se movían en vehículos blindados por ellos mismos.

Como la cosa estaba fuera de control la policía decidió suspender el operativo y dejar ir al Chapito.

El Chapo Guzmán descuenta cadena perpetua en cárcel conocida como "La Alcatraz de las Rocosas".

Univisión detalló este viernes que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo en una conferencia de prensa que respaldó la decisión de las fuerzas de seguridad nacional de liberar a Guzmán y argumentó que tomaron la decisión para evitar un baño de sangre.

“La decisión la tomó el gabinete de seguridad de manera conjunta, los secretarios de Defensa, Marina y Seguridad Pública. Yo respaldé esta postura por considerar que lo más importante es la protección de las personas, lo más importante es que no haya muertos, es la paz”, expresó el mandatario.

“No tenemos dudas acerca de que fue la mejor decisión, el poder no es prepotencia, no es violencia, es humildad... Se decidió proteger la vida de las personas...”, agregó.

Luego de todo el alboroto José Luis González Meza, abogado del Chapo, dijo que Ovidio se había comunicado con su familia para decirles que estaba bien.