.12 octubre
Nadie quita que tiene una forma muy rara. NASA
Nadie quita que tiene una forma muy rara. NASA

La NASA nos tiene noticias. El extrañísimo asteroide con forma de calavera se acerca a la Tierra. Ya lo hizo por primera vez el 31 de octubre del año 2015 y llamó muchísimo la atención de los expertos y de los amantes de la astronomía por su forma tan especial.
Nadie puede asegurar, a ciencia cierta, que tenga la forma de un cráneo humano, lo que sí es un hecho es que se ve así según las condiciones de luz.

“Tiene dos depresiones (partes hundidas”) que podrían interpretarse como ojos", explicó Ruediger Jehn, del Centro Europeo de Operaciones Espaciales. “Pero hay mucha imaginación de por medio”, añadió.

Ahora la NASA ha dicho que el asteroide volverá a aproximarse a nosotros el 11 de noviembre. Sin embargo, esta vez no estará tan cerca como en el 2015 y su paso no coincidirá con Halloween. En aquella primera visita, el TB145 (como lo llaman los científicos) pasó a una distancia de 499 mil kilómetros; ahora pasará muy “cerca”, a 40 millones de kilómetros.

El asteroride tiene un diámetro de entre 625 y 700 metros. Ese tamaño impide que podamos verlo a simple vista.

Este asteroide tan raro fue descubierto el 10 de octubre de 2015 por un telescopio ubicado en Hawái.