AFP .14 mayo

La compañía estadounidense WhatsApp, propiedad de Facebook, animó este martes a sus usuarios a actualizar la aplicación de mensajería tras el hallazgo de una falla de seguridad que permitió a un programa informático espía acceder a celulares.

La vulnerabilidad informada primero por el Financial Times, y reparada en la última actualización de WhatsApp, permitió a los hackers insertar un programa maligno en los celulares mediante una llamada al teléfono en cuestión a través de la aplicación, que utilizan unos 1.500 millones de personas.

Es mejor prevenir que lamentar, así que mejor actualice la App de una vez. Foto: Pixabay.
Es mejor prevenir que lamentar, así que mejor actualice la App de una vez. Foto: Pixabay.

“WhatsApp alienta a la gente a descargar la última versión de nuestra aplicación, así como a tener actualizado el sistema operativo de sus móviles, para protegerse ante potenciales ataques de seguridad diseñados para comprometer información almacenada en dispositivos móviles”, dijo un portavoz de la compañía a la AFP.

El programa espía utilizado parece estar vinculado al software Pegasus, una herramienta desarrollada por la empresa israelí NSO Group, acusada de ayudar a gobiernos desde Oriente Medio hasta México a espiar a activistas y periodistas, informó el analista Joseph Hall, del Center for Democracy and Technology.

Hall afirmó que fallos de seguridad como el de WhastApp abren la puerta al espionaje de activistas, periodistas y demás ciudadanos por parte de entidades corruptas.

“El peligro potencial es bastante alto”, dijo, recordando que las aplicaciones que encriptan mensajes y llamadas “suelen almacenar la información más secreta que la gente necesita proteger”.

Esta nueva vulnerabilidad de seguridad, que afecta a los aparatos de Android y los iPhones de Apple, entre otros, fue descubierta a principios de mes y WhatsApp se dedicó rápidamente a resolverlo, lanzando una actualización en menos de 10 días.

La compañía no comentó el número de usuarios afectados o quiénes fueron objeto del ataque, y aseguró que había informado del asunto a las autoridades estadounidenses.