Shirley Sandí.12 octubre
Estos son los rótulos que le anuncian a los clientes que nel pastel con las pajillas. Foto cortesía.
Estos son los rótulos que le anuncian a los clientes que nel pastel con las pajillas. Foto cortesía.

McDonald´s anunció con bombos y platillos que dejaría de dar pajillas de plástico a partir del 31 de octubre para no contaminar tanto, pero en Tiquicia existen muchos comercios que están identificados con el ambiente desde hace un buen rato.

Uno de ellos es la soda Kawe, en el centro de Cahuita. Es un local pequeño, rural y operado por una tía y sus dos sobrinas y podemos decir que le ganó al gigante de las comidas rápidas en aplicar la idea de eliminar las pajillas.

En la soda Kawe no le sirven a los clientes ni una sola pajilla desde hace tres meses. Quienes llegan a probar el delicioso gallo pinto de los desayunos o los casados con pollo caribeño, entre otras ricuras, se dan cuenta de que ahí tienen clara la importancia de cuidar la naturaleza.

" A veces las personas se enojan, más que todo los nacionales, porque los extranjeros no. Pero aunque nos hagan mala cara no se las vamos a dar. Lo que hacemos es enseñarles los rótulos que pusimos en el negocio para hacer consciencia de esta necesidad de poner de nuestra parte. Estamos ubicados a cien metros de la entrada del parque nacional Cahuita, debemos dar el ejemplo, cuidar lo que tenemos”, dijo Daniela Chavarría, quien trabaja en la parte administrativa.
En esta sodita hasta se reciben tapas que servirán para hacer senderos en el Parque Nacional Cahuita. Foto cortesía.
En esta sodita hasta se reciben tapas que servirán para hacer senderos en el Parque Nacional Cahuita. Foto cortesía.

La idea surgió de Daniela y de su hermana Diana, quienes vieron bastante información en televisión y en redes sociales sobre el daño que le hace el plástico al medio ambiente.

Cahuita está al borde del mar y cuenta con un parque nacional en el cual se protege un arrecife de coral. Muchas personas han ido tomando consciencia de que hace falta poner de nuestra parte para no dañar las riquezas naturales. Por eso en otros locales del lindo pueblo han elegido también no dar pajillas.

Gran problema

De acuerdo con datos del Minae, en Costa Rica se consumen 323 mil toneladas de materiales plásticos al año y la mitad , como bolsas y vasos desechables, solo se usa una vez. Lo que más preocupa es que casi la totalidad de esos productos terminan en el mar atragantando a algún animalito o ensuciando el agua.

Ahí los batidos son sabrosos, pero van sin pajilla. Foto cortesía.
Ahí los batidos son sabrosos, pero van sin pajilla. Foto cortesía.

Esta soda antes compraba tres paquetes de 50 pajillas a la semana, que costaban tres mil colones cada uno. Ahora solo compran uno de 50, pero de pajillas biodegradables, que cuesta 8 mil colones. Esas solo se las dan a los clientes que piden bebidas para llevar.

La comida es deliciosa porque además de tener buena cuchara, cocinan con leña.
La comida es deliciosa porque además de tener buena cuchara, cocinan con leña.

En este negocio no venden refrescos en botellas plásticas, no dan removedores plásticos y ya están trabajando en cambiar por algún producto más amigable las tazas de foam para la comida exprés. También tienen un depósito donde la gente puede llegar a dejar las tapas plásticas que compre fuera pues las están recogiendo como parte de una campaña que busca construir senderos para que personas con discapacidad puedan acercarse por la playa al bellisimo Caribe.

Este el granito de arena que aporta Kawe al ambiente, con pequeñas acciones que aportan mucho y que hacen que sepa mucho más rico el rice and beans o el casado con pollo caribeño que sirven.