Internacionales

Hombre con arco y flechas mata a cinco personas en Noruega

La policía sospecha que se trata de un ataque terrorista

Un hombre armado con un arco y flechas mató al menos a cinco personas e hirió a varias más este miércoles en Kongsberg, en el sureste de Noruega, antes de ser detenido, anunció la policía.

“Lamentablemente, podemos confirmar que hay varios heridos y también, por desgracia, varios muertos”, dijo Øyvind Aas, funcionario de la policía local, en una conferencia de prensa.

“El hombre que cometió este acto fue detenido por la policía y, según lo que sabemos, sólo hay una persona implicada”, añadió.

Siguen sin conocerse los motivos del ataque, que se produjo en varios lugares del centro de la ciudad de Kongsberg. Las autoridades sospechan que se trató de un acto terrorista.

La policía no dio detalles sobre el sospechoso, salvo que se trata de un hombre y que fue llevado a la comisaría de la ciudad vecina de Drammen.

“No estamos buscando a otras personas”, dijo Øyvind Aas.

Según el canal TV2, el hombre también tenía un cuchillo y/o varias otras armas.

Los heridos fueron trasladados a hospitales. Por el momento no se conoce ni su número ni su estado.

El incidente tuvo lugar poco antes de las 18H30 (16H30 GMT) en el centro de Kongsberg.

En Twitter, la policía local dijo que testigos vieron a un hombre, armado con un arco y flechas, y que las usó contra personas.

Varios barrios fueron acordonados e imágenes de televisión mostraban un gran despliegue de policías fuertemente armados y ambulancias.

También se enviaron al lugar un helicóptero y un equipo de desminado. Y se alertó al Servicio de Inteligencia Nacional (DIS).

La cadena pública NRK mostró en su página web una foto enviada por un testigo en la que se ve una flecha negra clavada en una pared.

Noruega, un país generalmente pacífico, ha sido escenario de ataques de extrema derecha en el pasado.

El 22 de julio de 2011, Anders Behring Breivik mató a 77 personas al detonar una bomba cerca de la sede del gobierno en Oslo, antes de abrir fuego en una reunión de jóvenes en la isla de Utøya.

En agosto de 2019, Philip Manshaus disparó contra una mezquita en las afueras de Oslo, antes de ser sometido por la multitud, sin que hubiera heridos graves. Antes del ataque mató por racismo a su hermana asiática adoptada.

Las autoridades también han frustrado varios atentados islamistas.