Agencia AP.12 agosto
La aeronave perdió comunicación con la torre de control poco antes de aterrizar. AFP
La aeronave perdió comunicación con la torre de control poco antes de aterrizar. AFP

Un niño de 12 años sobrevivió el sábado al accidente de una avioneta en el que murieron los otros ocho pasajeros, en una región montañosa de la provincia de Papúa, en el extremo oriental de Indonesia, explicaron los rescatistas este domingo.

La aeronave accidentada era modelo Pilatus PC-6 Porter de un solo motor, fue fabricada en Suiza y operado por Dimonin Air. Desapareció durante un vuelo de 45 minutos entre Tanah Merah, en el distrito de Boven Digul, y Oksibil, la capital del distrito de Pegunungan Bintang, en la frontera con Papúa Nueva Guinea.

El aparato se estrelló cerca del aeropuerto de Oksibil, explicó el jefe del ejército local.

El niño, identificado solo como Jumaidi, fue el único pasajero encontrado con vida y fue evacuado a Oksibil, añadió el coronel Jonathan Binsar Sianipar. El ejército explicó en un comunicado que el chico estaba consciente, pero no dieron más detalles.

Las autoridades dijeron que el menor estaba consciente cuando los rescataron, pero no dieron más detalles. AFP
Las autoridades dijeron que el menor estaba consciente cuando los rescataron, pero no dieron más detalles. AFP

El avión, en el que viajaban dos pilotos y siete pasajeros, perdió el contacto tras comunicarse con la torre de control en Oksibil justo antes de su aterrizaje el sábado por la tarde, dijo el jefe de la policía local, el teniente coronel Michael Mumbunan.

La causa del siniestro no estuvo clara de inmediato.

Los aviones son la única forma práctica de acceder a muchas zonas en las provincias montañosas y selváticas de Papúa y Papúa Occidental, en el extremo oriental del país.

En Indonesia, que es la nación archipiélago más grande del mundo y tiene más de 260 millones de habitantes, se registraron numerosos accidentes de transporte por tierra, mar y aire debido a la sobrecarga de pasajeros o carga, a la antigüedad de las infraestructuras y a la mala aplicación de las normas de seguridad.