Bella Flor Calderón.22 noviembre, 2018
Una campaña busca atacar los mitos que afectan el control de peso en niños. Foto de Shutterstock con fines ilustrativos
Una campaña busca atacar los mitos que afectan el control de peso en niños. Foto de Shutterstock con fines ilustrativos

El aumento de casos de niños con kilos de más motivó a hacer un esfuerzo para identificar los errores que cometen algunas familias y le están pasando las facturas a sus hijos.

Ese terrible incremento pone a Costa Rica como el segundo país con mayor cantidad de obesos según el Estudio Latinoamericano de Nutrición y Salud (ELANS), publicado en el 2016.

Esta alarmante cifra afecta a 20 de cada 100 peques con sobre peso y a 14 de cada 100 que llegaron al punto de la obesidad.

El PANI, el Colegio de Profesionales en Nutrición y Territorio Psicológico se unieron para apoyar la campaña “nutritiva-mente”, que busca corregir los malos hábitos con la ayuda de los padres, cuidadores, niños, niñas y adolescentes.

“Muchos padres caen en la negligencia y causan daños graves a la salud de sus hijos e hijas. La negligencia por salud es uno de los motivos que más se presentan en las denuncias que recibe el PANI”, señaló la Ministra de la Niñez y la Adolescencia, Patricia Vega Herrera.

Solo en el 2017 el PANI recibió 9776 denuncias por negligencia en salud (no dan medicamentos, no los llevan a citas médicas, no les aplican la vacunación correspondiente, o descuidan la alimentación de los menores de edad).

Entre enero y octubre del 2018 se han recibido 11.087, cifra que preocupa porque aún faltan dos meses para terminar el año.

Entre los mitos más comunes que se destacaron está el mal hábito de someter a los niños a dietas en lugar de enseñarles, por ejemplo, a hacer ejercicio, la alimentación saludable y el manejo de la ansiedad.

También alertaron del peligro de hacer ver la comida sana como aburrida y la mala costumbre de creer que un niño “rellenito” es un niño sano. Además, piden evitar premiar o castigar con comida porque puede afectar la relación con algunos alimentos.

Otro aspecto importante es evitar compensar la ausencia de los padres con comida.

La lista completa describe 15 hábitos muy comunes en el país que se deben corregir para cambiar esta peligrosa situación que está directamente relacionada a enfermedades como hipertensión, diabetes, dislipidemias (concentración de grasa la sangre), enfermedades respiratorias, ortopédicas y psicológicas como ansiedad, depresión, baja autoestima y distorsión en la percepción de la figura corporal.

Entre los países analizados estaban Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Perú, Venezuela y Chile, este último es el que registró mayor cantidad de gorditos, según la muestra realizada.