Yenci Aguilar Arroyo.2 diciembre
Tomás está tan enamorado de Tiquicia, que este martes tendrá en su casa un pedacito de nuestro país. Cortesía Silvia Lara.
Tomás está tan enamorado de Tiquicia, que este martes tendrá en su casa un pedacito de nuestro país. Cortesía Silvia Lara.

A Tomás Enrique Tevelán Calel, el niño guatemalteco que se robó el corazón de los ticos por conocer mucho de nuestro país, le adelantarán la celebración de sus 12 años para este martes.

Él cumple este sábado, pero la costarricense Karla López va a aprovechar un viaje que tenía planeado a Antigua, para ir a Panajachel, localidad donde vive Tomasito, por lo que le va a entregar unos regalos y va a festejar con él y con su mamita, doña Lucía Teyelán.

“Tomás se ha robado el corazón de muchísimas personas. Lo que más nos ha enamorado es su nobleza, lo chispa que es y su determinación para querer salir adelante. Ningún niño debería trabajar, pero ver su deseo de ayudar a su mamá nos hace pensar que logrará grandes cosas", expresó.

La tica Karla López es la encargada de llevarle a Tomasito la maleta llena de regalos. Cortesía.
La tica Karla López es la encargada de llevarle a Tomasito la maleta llena de regalos. Cortesía.
Buena maleta

Algunos de los regalos que le darán son una camisa de la Sele, una bola, un pañuelo típico, un paquete de galletas Chiky, tarjetas postales de Manuel Antonio, una gorra, pijamas personalizadas con detalles de Tiquicia y juguetes.

“A las seis de la mañana salimos hacia la casa de Tomás y en el trayecto duramos unas tres horas. La maleta la está patrocinando Volaris, para no hacer gastos adicionales, ya que muchas personas nos están ayudando con la logística para traer a Tomasito al país”, expresó.

Se espera que Tomás visite el país con su madre en febrero del próximo año.

Queda pendiente conseguir los pasaportes de Tomás y de doña Lucía y ya hay empresas y personas que están donando recursos para que pueda conocer algunos lugares y cubrir el hospedaje y la alimentación de ambos.

“Queremos además darle dinero en efectivo, para que tengan una entradita por el tiempo en que estarán en el país y no podrán trabajar. Creemos que inicialmente se podrán quedar una semana, pero este tiempo se podría extender”, añadió.

Karla está agradecida con todas las personas que se unen a la causa, porque eso le devuelve la fe en la humanidad.

“Somos de países diferentes y hay cosas que nos separan, pero en medio de tanto desánimo me satisface ver que podemos unirnos para hacer feliz a este ángel”, comentó.

Una bola, ropa, juguetes y hasta una camisa de la Sele forman parte de los detallitos que tendrá el niño chapín. Cortesía.
Una bola, ropa, juguetes y hasta una camisa de la Sele forman parte de los detallitos que tendrá el niño chapín. Cortesía.