Shirley Sandí.8 febrero
Así se refirió Yazmín al caso en su perfil de Facebook. Tomado de Facebook
Así se refirió Yazmín al caso en su perfil de Facebook. Tomado de Facebook

El abogado Arcelio Hernández, quien representa a la exmiss Costa Rica Yazmín Morales en su caso en contra del expresidente Óscar Arias, denunció haber recibido presiones políticas un día después de haber aceptado el caso.

Hernández es asesor parlamentario del diputado del bloque Nueva República Harllan Hoepelman, e indicó que es muy posible que se vea obligado a dejar ese puesto.

La exmiss Yazmín Morales acudió a Hernández por recomendación de una amiga, luego de que asistiera sola al Ministerio Público a interponer la denuncia contra Arias y allí le indicaran que era requisito tener una representación legal si pretendía ser querellante y actora civil.

Morales, quien también es filóloga, buscó la ayuda de tres abogados anteriormente para que le llevaran el caso, pero todos lo rechazaron.

“Estoy un poco preocupado porque es tal el peso político de este señor que preveo ciertas presiones que puedan venir por eso lado. Si la cosa va por donde yo creo, es posible que tenga que renunciar a mi puesto como asesor parlamentario, solo por haber aceptado defender a esta mujer.

"Estamos haciendo una labor muy buena en el despacho, pero parece que el peso político de este señor es tan fuerte que ya empezaron a hacerme cierta presión. No obstante yo tengo que ser coherente, ya firmé con ella un contrato y ahora no puedo decirle que como me presionaron tengo que renunciar a llevarle el caso”, aseguró Hernández, quien aclaró que las presiones no llegaron del diputado Hoepelman, si no de terceros por miedo a repercusiones políticas.

Arcelio Hernández, abogado de la exmiss Costa Rica Jazmín Morales. Foto cortesía
Arcelio Hernández, abogado de la exmiss Costa Rica Jazmín Morales. Foto cortesía

"Desde mi bufete tenemos como política no rechazar a nadie solo porque la persona de la que fuese víctima sea un personaje conocido o poderoso política o económicamente. Todas las personas tienen derecho a acceder a la justicia", indicó y reiteró que se mantendrá como representante de la exmiss.

Agregó que ha trabajado como asesor en la Asamblea Legislativa varios meses, pero hace un mes obtuvo plaza de confianza, aunque no le pagan exclusividad. Atendía en su bufete en horas extralaborales y es perito traductor del Poder Judicial.

Sobre el caso, Hernández indicó que sí se maneja un mismo expediente contra Arias (si se une la primera denuncia por violación interpuesta por una doctora y esta de la exmiss Costa Rica), sería positivo ya que le daría más peso y “se podría decir que hay un patrón en la conducta” del denunciado.

Al ser consultado sobre si tomarían como testigos a alguna de las otras mujeres que han dado a conocer aparentes casos de abuso por parte de exmandatario, Hernández dijo que no ahondaría en ese aspecto por secreto profesional.

Agregó que Morales no denunció por un delito en particular, si no que narró una serie de hechos que corresponde al Ministerio Público categorizarlos luego de realizar la investigación.

“Podría ser eventualmente abuso sexual”, dijo.

El abogado explicó que Morales le pidió que se convirtiera en su vocero.

“Yazmín está exhausta, ha recibido muchas llamadas y no queremos revictimizarla. Los hechos ya están acusados y ella ha expresado cierto temor por el poderío económico y político que rodea esto. Ella ha recibido el apoyo de familiares y amigos, pero otros se han enojado con ella por atreverse a denunciar”, reveló el abogado.