Shirley Sandí.19 junio
El abogado Boris Molina junto a su esposa Mirna Ortiz Hernández y sus hijos Boris (izquierda), Esteban y Fiorella. Foto: Rafael Pacheco
El abogado Boris Molina junto a su esposa Mirna Ortiz Hernández y sus hijos Boris (izquierda), Esteban y Fiorella. Foto: Rafael Pacheco

La Caja Costarricense del Seguro Social inaugurará a fin de mes la Unidad de Medicina Reproductiva de Alta Complejidad, con la cual comenzará a aplicar la técnica de fecundación in vitro, luego del fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Pero lejos de que este sea el fin de la lucha que dieron muchas parejas que no pueden tener hijos, el camino de reclamos parece que continuará.

Este miércoles se le otorgó el premio “Estado de derecho 2019” al abogado Boris Molina, quien representó al 70% de las víctimas en dicho caso elevado a la corte. La condecoración es otorgada por la Federación Interamericana de Abogados y LexisNexis (corporación de investigación legal) y es la más importante a nivel internacional en derechos humanos.

"A pesar de que esta unidad está terminada y es un sueño cumplido, la Caja sigue discriminando y haciendo mal las cosas. Ellos impusieron arbitrariamente el límite de 42 años y eso está dejando a muchas mujeres por fuera del procedimiento", aseguró Molina.

El abogado comentó que tiene el caso de una paciente que cumplió dicha edad esperando ser atendida en medio de los atrasos de la Caja, luego de que se dictara la orden de la Corte, en el 2016.

El abogado indicó que la Caja estaba en la obligación de enviarla a un centro privado a practicarse el procedimiento, no cerrarle las puertas ahora.

Molina lleva otro caso de una mujer que acaba de ser rechazada para el procedimiento en el Hospital de las Mujeres porque se hizo una histerectomía (extracción del útero) hace unos años luego de tener una pareja agresora. Sin embargo esa mujer ahora sí encontró a su otra mitad y quiere tener un bebé.

“¿Por qué le van a negar esa segunda oportunidad de amar”, cuestionó el abogado.

“Seguiremos en este camino y volveremos a tocar las puertas de la Corte Interamericana porque tenemos una Sala Constitucional ultraconservadora y que no se humaniza.

"La Corte ordenó efectuar el procedimiento sin requisitos, es un derecho, solo cuando esté en peligro la vida o exista imposibilidad real, pero en otros países una abuela con su útero en perfecto estado puede prestarlo a su hija estéril, ¿por qué aquí no?”, recriminó Molina.

Molina aseguró que este premio le da más fuerza para seguir adelante, aunque recalcó que es compartido, pues hubo muchas personas apoyando la causa, como el expresidente Luis Guillermo Solís, quien "se enfrentó al Opus Dei y los grupos religiosos extremistas.

“Dejamos un legado de perseverancia, amor al prójimo y ayuda a los ideales y anhelos”, indicó el abogado.

El abogado aseguró que seguirá luchando por los derechos de los papás. Foto: Rafael Pacheco
El abogado aseguró que seguirá luchando por los derechos de los papás. Foto: Rafael Pacheco