Shirley Sandí.19 septiembre

Doña María Lia Loaiza Martínez, de 99 años, tenía una cita este jueves en el Hospital Nacional de Geriatría Raúl Blanco Cervantes, pero no la atendieron porque tenía la cédula vencida y lo peor de todo es que se la reprogramaron para el 23 de abril del 2020.

La cita era a las 10 a.m. en el servicio de soporte nutricional; sin embargo, la funcionaria que estaba en la ventanilla les informó que no iban a atender a doña María porque su documento de identificación tenía 10 días de vencido.

María Lia Loaiza Martínez, de 99 años, cuando estaba en el hospital esperando a ser atendida.
María Lia Loaiza Martínez, de 99 años, cuando estaba en el hospital esperando a ser atendida.

Doña María había esperado un año para dicha cita, la cual era necesaria para que el médico la pesara y le recetara Ensure, un suplemento nutricional que esta adulta mayor requiere con urgencia.

Esta señora estuvo desnutrida y no puede comer en la noche porque le cuesta tragar y todo lo vomita . Al almuerzo se toma un caldito con puré y en las noches, lo que consume es un batido de Ensure, por eso este producto es muy necesario para ella.

La cédula de doña María Lia tiene 10 días de vencida.
La cédula de doña María Lia tiene 10 días de vencida.

“Yo le expliqué eso a la doctora y la única respuesta fue ‘no se puede hacer nada’. Mi hijo, Esteban, fue a quejarse a la jefatura externa y tampoco le dieron una solución. Nos tuvimos que venir de regreso, gastar cuatro mil colones en taxi de ida y otros cuatro mil de vuelta desde Torre Molinos, en Desamparados. Yo venía muy molesta, ella es una persona de 99 años, ¿si se cae y se fractura tampoco la van a atender? ", reclamó su hija María Cecilia Martínez.

10 días tenía de vencida la cédula de la abuelita

Agregó que este tipo de políticas de la Caja son inhumanas, pues considera no se puede poner por encima un mero trámite administrativo a la salud de una persona.

A raíz de esta negativa, doña María Cecilia tampoco pudo entregar en la farmacia la receta de famotidina (disminuye acidez estomacal) y vitaminas que requiere su mamá y ahora tendrá que regresar y hacer la inversión de nuevo, algo que le cuesta muchísimo a una familia de cuatro personas que depende del salario de una mesera.

María Cecilia Martínez y su hijo Esteban denunciaron la situación.
María Cecilia Martínez y su hijo Esteban denunciaron la situación.

La Teja se comunicó con la dirección general del hospital Blanco Cervantes para obtener su versión; sin embargo se nos informó que la directora del centro médico, Milena Bolaños, no se encontraba y quedaron en devolvernos la llamada.

Al cierre de esta nota no habíamos obtenido respuesta.

Desde agosto del 2017, la Caja eliminó el uso de los carné de asegurado para acceder a los servicios y desde esa fecha solo es necesario presentar la cédula (si se es costarricense) o el documento de identidad migratorio (DIMEX) o pasaporte para extranjeros. También se debe contar con una modalidad de aseguramiento (trabajador directo, independiente, voluntario, por el Estado, pensionado, beneficio familiar o por convenio).

Servicio a domicilio

Recordamos que el Registro Civil da servicio a domicilio para el trámite de cédulas a personas enfermas, con discapacidad, hospitalizadas, privadas de libertad y adultos mayores.

Según explicó Luis Guillermo Chinchilla, director del Registro Civil, dicho servicio lo brinda la oficina de Coordinación de Servicios Regionales, la cual envía uno o dos funcionarios hasta la casa del solicitante, hacen el trámite y luego regresar a entregarle el documento.

“Es un servicio humanitario y de inmediatez. De enero a agosto hemos realizado más de 22 mil trámites por esta modalidad, tanto dentro como fuera del área metropolitana", aseguró Chinchilla.

Los interesados pueden llamar al 2287-5520 y deben dar el nombre completo del solicitante, la dirección exacta y los datos de una persona que sirva de contacto. El servicio se brinda en los dos días posteriores a la solicitud.