Bryan Castillo.28 marzo
Ever García considera que la cosa se pondrá peor. Foto: Albert Marín.
Ever García considera que la cosa se pondrá peor. Foto: Albert Marín.

Si usted ha mandado alguna vez a alguien a lavarse los pies al lago de La Sabana, escoja otro lugar para la próxima porque tanto este como el del parque de la Paz están secos.

Los tiene así la falta de lluvia que causa el fenómeno de El Niño.

Aunque no hay certeza desde cuándo están así, vecinos y visitantes de los dos parques josefinos coinciden en que el problema se inició hace menos de un mes; sin embargo, esta semana se hizo más notorio.

En ambos lagos queda un poquillo de agua, pero no es casi nada. El líquido es tan escaso que se encuentra ahora entre 10 y 20 metros de la orilla.

Si la cosa empeora los más afectados podrían ser quienes la pulsean vendiendo gelatinas, papas, carne asada y todavía más quienes alquilan botes para pasear, sobre todo en La Sabana.

“Recordemos que los lagos de ambos parques son artificiales y que históricamente las lluvias los mantienen en niveles razonables”. Hernán Solano, ministro de Deportes.
Así luce el lago de La Sabana. Foto: Albert Marín.
Así luce el lago de La Sabana. Foto: Albert Marín.

Yeudy Rivera, administrador de “Botes de La Sabana”, aseguró que el negocio se ha mantenido, aunque han reportado menos ingresos en los últimos 30 días.

“Vamos bien, la gente nos pregunta qué es lo que está pasando con el lago y nosotros les decimos que es por la sequía. Hay otra gente que dice que el agua se está filtrando, pero yo creo que eso no es cierto”, dijo.

Rivera tiene tres años de trabajar en este sitio y contó que nunca había visto al lago tan deshidratado como ahora.

“No sabemos qué va a pasar más adelante, pero en nuestro caso tendríamos que cerrar porque no hay agua y así el negocio no puede funcionar”.

Ever García vende papas y gelatinas en La Sabana y explicó que, de momento, no ha visto bajar sus ingresos pues la gente sigue llegando al parque con normalidad, sobre todo ahora que hay buen tiempo.

“El lago es un atractivo, tal vez eso pueda afectar más adelante para que la gente no venga pero eso solo lo sabremos si es que se llega a secar del todo”, manifestó.

Rivera y García coincidieron en que nunca habían visto el laguito tan seco.

“Tengo tres años de trabajar aquí, el nivel ha bajado pero a como está ahora jamás y se está llenado de basura porque la gente come, se va y no recoge sus cosas”, dijo Rivera.

En La Sabana así ve lo que antes el fondo del lago. Foto: Albert Marín.
En La Sabana así ve lo que antes el fondo del lago. Foto: Albert Marín.

“Es algo impresionante ver al lago así, uno más bien se pregunta ¿cuál lago hay aquí?’ porque prácticamente está seco”, agregó García.

Se puso horrible

Marvin Morales, vecino de barrio Córdoba, en San José, acostumbra correr todos los días en el parque de la Paz y lo que vio este miércoles lo sorprendió.

“Esto pasa todos los veranos, pero ahora sí se puso fea la cosa porque prácticamente está todo seco”, detalló.

Los peces
En el 2017, expertos de la UNED, UCR, UNA y de la Asociación Ornitológica Costarricense confirmaron en La Sabana la presencia de cinco especies de peces, que son tilapia, olomina, mojarra, guapote tigre y pez diablo, además de un camarón de origen asiático y tres especies de caracoles.
El parque de La Paz también está seco. Foto: Albert Marín.
El parque de La Paz también está seco. Foto: Albert Marín.

Alba Quesada, directora del Instituto Costarricense del Deporte (Icoder), organismo que administra ambos parques, dijo que la falta de agua en los lagos es normal en época seca y que el agua con el que mantienen los niveles normales proviene de la lluvia.

“Por razones obvias no lo podemos abastecer con agua potable puesto que dejaríamos sin agua a los vecinos", explicó Quesada.

Hernán Solano, ministro de Deportes y encargado del Icoder, dijo que todo se normalizaría cuando entre la época lluviosa, la cual, según estimaciones del Instituto Meteorológico Nacional (IMN), llegaría con fuerza en junio.

“Lo que estamos viendo en el parque La Sabana y el parque la Paz es el reflejo de la realidad que enfrentamos como país. No podemos ocultar que ahora tenemos otras condiciones a las que existían hace muchos años cuando se diseñaron esos lagos y nos hablaban de que el agua era un recurso inagotable”, dijo Solano.

Otros que están resultando afectados son los peces y los patos, especialmente los primeros, ya que están muriendo a orilla por la falta de agua.

De momento los patos no han tenido problemas como los peces, que algunos han muerto. Foto: Albert Marín.
De momento los patos no han tenido problemas como los peces, que algunos han muerto. Foto: Albert Marín.

De acuerdo con Solano, ya tienen algo preparado en caso de que que el agua siga disminuyendo para que esta suerte no la corran los patos.

“Estaríamos analizando el traslado de todos los patos a otro sitio, que aún no se tiene definido, como medida temporal hasta tanto los niveles de los lagos vuelvan a su nivel habitual”, agregó.

Según estimaciones del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) y de la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH) entre enero y mayo se llegará a aproximadamente 518.000 personas afectadas por el faltante de agua por racionamientos.

El negocio de los paseos en botes podría desaparecer por un tiempo. Foto: Albert Marín.
El negocio de los paseos en botes podría desaparecer por un tiempo. Foto: Albert Marín.