Nacional

Aprenda cómo hacer una sopa negra aún más potente de la que conocemos

Nutricionista da bolados para mejorar sus beneficios agregando vegetales

La sopa negra es una bomba de sabor y alimento que, aunque parezca mentira, podría ser aún más potente dependiendo de los ingredientes extra que le ponga o la forma en la que la prepare.

Para saber cómo hacer una mejor versión de este delicioso platillo tradicional, que es barato y fácil de hacer, La Teja conversó con Ligia Chaves, quien fue la nutricionista de la Sele de Jorge Luis Pinto durante el mundial de Brasil 2014 y que ahora fue fichada por Frijoles don Pedro.

Para empezar, es bueno que sepa que esta sopita tan sabrosa es rica en proteína vegetal, fibra, vitaminas del grupo B, hierro, ácido fólico, calcio, potasio, fósforo y zinc.

La mayoría reconoce la sopa negra como caldo de frijol --con frijoles incluidos--, arroz blanco, chile dulce, cebolla, culantro, huevo duro y guineo, sin embargo, hay otras formas de hacerla aún más nutritiva.

“Si soy una persona que está cuidando el peso, puedo hacerla licuando los frijoles y aumentando el contenido de fibra y la sensación de llenura y como sopa es alta en agua, me sirve dentro de un plan de reducción (de peso)”, explicó la especialista.

Si la sopita es para adultos mayores, a los que les cuesta comer o tienen problemas dentales y les da pereza masticar, pueden agregarle ayote o camote majados, ya que estos le mejorarán la textura, le dará otro olor y la fortalecerá.

Además, puede agregarle una ensaladita como acompañamiento para aportarle vitamina C al cuerpo y así ayudarle a su organismo a absorber mejor el hierro que tienen los frijoles.

También puede ponerle un pedazo de aguacate a la sopa o agregarle más culantro, ya que estos dos mejoran la absorción de vitaminas que tiene el sabroso caldito.

“El culantro puede añadirlo en doble porción, un poco al cocinarla para dar un aroma muy tico y se siente, al probarla, el sabor que le aporta. Los vegetales (chile dulce, cebolla, ajo y culantro) cuando se hierven dan aroma y pigmentos”, explica Chaves.

Para los limonenses o para los amantes de la comida caribeña, pueden ponerle a la sopita chorritos de aceite de coco o leche de coco y un poco de chile panameño para darle un aroma más característico a la sabrosa jama del Caribe.

Para la alergia

El caldito de frijol, que muchas veces se confunde con la sopa negra, sirve como hidratante y aporta algunos nutrientes.

“En las personas con problemas gástricos a ese caldito de frijol le puede agregar un chorrito de aceite de oliva o girasol y le da como un cariñito al estómago”, explicó la “exmundialista”.

Si padece de alergia al polvo, puede hacer un caldo reforzado con zanahoria rallada o licuada y cocinada, ya que aumenta la cantidad de betacarotenos (pigmentos con abundante vitamina A) y tendrá más protección nutricional para las vías respiratorias y el cuidado de la piel.

Otra ventaja de la sopa negra es que sirve para todo mundo, desde niños, adultos mayores y deportistas.

“Beneficia a todas las personas en sus actividades físicas, ya sea el papá o hijo que salen a correr cuatro kilómetros tres veces por semana o a la mamá que aunque no corra, hace el oficio de la casa, cuidando a los hijos y adultos mayores y esos movimientos ayudan a tonificar el músculo y repararlo”, dice Chaves.

Las señoras que están iniciando caminatas, para que no tengan dolores musculares y tengan buenas fuentes de potasio, es importante que coman el caldo de frijol con guineo, el huevo y un poquito de frijol. Chaves lo comparó con el agua, solo que saborizada y con fibra.

La experta incluso recordó la experiencia de Brasil 2014, ya que la Fedefutbol llevó el frijol desde acá para disminuir el impacto del cambio alimenticio, porque ya de por sí los jugadores tenían suficiente estrés físico.

Finalmente, aunque la conocemos como sopa negra, puede hacerse con frijoles rojos y hasta blancos, porque igual tendría los mismos beneficios.

Karen Fernández

Karen Fernández

Periodista con una licenciatura en Producción de Medios. Forma parte del equipo de Nuestro Tema y tengo experiencia en la cobertura de noticias de espectáculos, religiosos, salud, deportes y nacionales. Trabajo en Grupo Nacion desde el 2011.