Shirley Sandí.12 febrero
20/9/2018. Tres Rios, Escuela Social Juan XXIII. Segunda reunion entre sindicatos y el gobierno por la reforma fiscal. En la foto el Monseñor José Rafael Quirós. Foto Jeffrey Zamora
20/9/2018. Tres Rios, Escuela Social Juan XXIII. Segunda reunion entre sindicatos y el gobierno por la reforma fiscal. En la foto el Monseñor José Rafael Quirós. Foto Jeffrey Zamora

El arzobispo de San José, monseñor José Rafael Quirós, ya no representará a Costa Rica en el encuentro sobre la protección de los menores que se realizará la próxima semana en el Vaticano.

Cinco víctimas de supuestos abusos por parte del sacerdote Mauricio Víquez solicitaron en una carta al papa Francisco (en enero) que el presidente de la Conferencia Episcopal y arzobispo de San José (Quirós) no los representara en dicha cumbre, en la cual se hablará de la prevención del abuso a menores en la Iglesia católica.

Según la carta, firmada el 7 de enero del 2019 y remitida tanto al nuncio apostólico como al Tribunal Eclesiástico de la Conferencia Episcopal de Costa Rica, el arzobispo Quirós está denunciado por supuesto encubrimiento de los delitos sexuales que fueron achacados al padre Víquez.

La Curia Metropolitana informó este martes que Quirós ya no nos representará.

“Les informo que al encuentro de protección de menores, que se realizará en Roma la próxima semana no asistirá el arzobispo, Mons. José Rafael Quirós. En la invitación girada a los presidentes de las Conferencias Episcopales, se les facultaba para que nombraran algún representante, en caso de que por alguna razón no fuera a asistir; razón por la cual el arzobispo tomó la decisión de que quien represente a la Conferencia Episcopal de Costa Rica sea monseñor Gabriel Enrique Montero Umaña, obispo de San Isidro y vicepresidente de la Conferencia. Así lo prefiere mientras esté el caso de Mauricio Víquez este en proceso canónico”, informaron en la Curia.

“Con esta decisión nosotros nos sentimos de alguna forma escuchados en las cartas que entregamos, sabemos que tuvieron peso. Y a esto se suma el proyecto de ley que se presentará este miércoles, en conjunto con el diputado Enrique Sánchez, en el cual se plantea aumentar el plazo de prescripción de los delitos sexuales a menores de edad, de los 10 a 25 años, son pasos que vamos dando”, expresó Michael Rodríguez, una de personas que interpuso una denuncia canónica en contra de Víquez.

Según informó el director ad interim de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, el encuentro de los presidentes de las conferencias episcopales del mundo de la próxima semana, sobre la protección de los menores, tiene un objetivo concreto: “que todos los obispos tengan absolutamente claro lo que se necesita hacer para prevenir y combatir el drama mundial de los abusos a menores”.

Para el papa Francisco es fundamental que regresando a sus países, en sus diócesis, los obispos reunidos en Roma sean conscientes de las reglas a aplicar y cumplan los pasos necesarios para prevenir los abusos, para proteger a las víctimas y no permitir que ningún caso sea ocultado o encubierto.

Anthony Venegas y Michael Rodríguez denunciaron canónicamente al sacerdote Mauricio Víquez por supuesto abuso sexual. Fotos: Jorge Navarro
Anthony Venegas y Michael Rodríguez denunciaron canónicamente al sacerdote Mauricio Víquez por supuesto abuso sexual. Fotos: Jorge Navarro