Franklin Arroyo.12 octubre

El Banco de Costa Rica (BCR) cerró desde el pasado 1 de octubre, ocho sucursales en el Área Metropolitana como parte de la fusión con Bancrédito y además, para hacer caso a la directriz del Gobierno de no aumentar el gasto.

Las sucursales que dejaron de funcionar son: Plaza Rofas, Decosure, Forum 11, La Rivera, Los Colegios, Sabana sur, Pavas y Aranjuez. Los puntos fueron eliminados después de análisis y además, existen sucursales cercanos a esos puntos.

"Tenemos el compromiso de modernizarnos sin aumentar el gasto administrativo. Esta medida también implica el ahorro de alquileres en algunos casos y una optimización de las oficinas cercanas”, comentó Renán Murillo, subgerente de Banca de Personas del BCR.

Añadió que la entidad financiera está en constante innovación con el objetivo de brindar más y mejores servicios a sus clientes actuales y potenciales.

El BCR está en un proceso de reestructuración interna en el cual reasignará los recursos que estaban en esos lugares a otras áreas como la fusión con Bancrédito, innovación tecnológica y análisis de crédito.

El BCR pasa por un periodo de transición, pero no habrá despedidos. Foto: Archivo.
El BCR pasa por un periodo de transición, pero no habrá despedidos. Foto: Archivo.

Los colaboradores en propiedad de la institución fueron reubicados, según un estudio de capital humano realizado por el banco.

“Estamos optimizando nuestros recursos y talento interno, diversificando labores en pro del servicio al cliente, sin necesidad de contratar personal externo”, dijo Murillo.

Aseguró que el cliente recibirá la misma atención, pero que habrá un ahorro para la institución, pues las oficinas cercanas son propias y cuentan con todas las comodidades del caso.

Por otra parte, el BCR está ampliando la red de corresponsales TUCÁN, que es el canal más accesible de servicios financieros con más de tres mil puntos ubicados en todo el país.

“Reiteramos que no estamos realizando ningún recorte de personal. Por el contrario, el talento humano de estas oficinas se destinará a reforzar las áreas mencionadas” dijo Murillo.

Fusión ya casi

La fusión entre el BCR y Bancrédito se concretará el 30 de noviembre . Dicha integración significará que los 149 empleados de la entidad cartaginesa serán liquidados un mes antes de la fecha establecida.

El BCR recibirá activos por ¢175.794 millones, que son principalmente cartera de créditos e inmuebles. Los compromisos son por ¢143.759 millones entre los que incluyen una deuda con el Ministerio de Hacienda por ¢132.000 millones.