La pequeña fue recibida con mucho amor en el hogar en el que estará mientras el papá se recupera del coronavirus

Por: Rocío Sandí 30 julio

La chiquita que perdió a su mamá por el covid tres días después de nacer sonrió al escuchar las primeras palabras de su tío Jorge Acuña, cuando él llegó a recogerla al hospital México.

El tío cuenta que cuando vio el gesto de la niña sintió paz en medio de toda la turbulencia que han vivido en los últimos días por la muerte de la mamá de la bebé y por todas las dificultades que hubo para que se las dieran.

Jorge Acuña dice que cuidará a la bebé el tiempo que sea necesario. Foto: Cortesía de Jorge Acuña.

Jorge es hermano de Anthony, el papá de la ternurita, y es a quien el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) autorizó para que la cuide mientras el papá se recupera del coronavirus.

“Luego de que se diera a conocer la noticia de que en el hospital no querían entregarnos a la bebé porque mi hermano y la mamá de la chiquita nunca se casaron, el PANI empezó las coordinaciones y habló con mi hermano y la suegra de él para ver si ellos estaban de acuerdo en que yo cuidara a la niña porque ellos dos dieron positivo al virus.

“Después me llamaron para ver si yo tenía las condiciones necesarias para hacerme cargo de ella mientras ellos se recuperaban y al ver que sí me dijeron que podía ir a recogerla al hospital.

“Cuando llegué hablé con la trabajadora social y las enfermeras me dieron algunas recomendaciones sobre la alimentación y esas cosas. Me preguntaron si tenía experiencia en bebés para que la vistiera, les dije que hace tiempo no cuidaba una bebé tan pequeña, pero que tenía dos hijos así que sí tenía experiencia.

“Cuando me la dieron lo primero que hice fue decirle que‘tío la iba a cuidar porque su mamá así lo hubiera querido y ella sonrió. Fue un momento único porque hemos pasado situaciones muy difíciles pero verla a ella bien en su fragilidad nos llena de fuerza para seguir adelante”, relató Jorge conmovido.

Estas son algunas de las ayudas que han recibido. Foto: Cortesía de Jessica Arceyut.
Papá la vio por primera vez

Una vez que la vistió y la alistó para llevársela a casa, Jorge le hizo una videollamada a su hermano para que viera por primera a vez a su chiquita.

“Sabía que Anthony se iba a sentir al fin en paz de saber que ya yo tenía a la bebé y por eso quise llamarlo, era algo necesario y él me lo agradeció”.

El tío de la bebita contó que este miércoles a las 6 de la tarde ya la pequeña estaba segura en su casa y sus dos hijos, una pequeña de 7 años y un niño de 4, se pusieron como locos de la emoción.

“Cuando les conté que por un tiempo íbamos a cuidar a la primita se pusieron todos felices y ayer (miércoles) cuando llegué a la casa con ella estaba contentos de conocerla.

“Ya le compramos la fórmula que necesita y ha estado muy bien, todos en la familia estamos emocionados por la llegada de ella y tenemos un chat en el que están Anthony y otros allegados en el que pasamos mandando fotos y videos a todas horas para que ellos sepan cómo está”, dijo.

Ver más!

Jessica Arceyut, esposa de Jorge, dice que la primera noche de la bebé fue muy tranquila y que se porta muy bien.

“Ya está acostumbrada al horario del hospital, cada tres horas se despierta para comer, pero no llora, si no que empieza a moverse y como a buscar el pecho en la cobija, entonces le damos el chupón.

“Ya tenemos una cuna para ella, pero aún no nos la han traído a la casa. Esta primera noche la dormimos en la cama con nosotros para conocerla y se porta muy bien, es muy tranquilita”, dijo la tía.

Jessica contó que este jueves en la mañanita la bañaron y la sacaron un ratico al sol y la pequeña estaba contenta. Ellos saben que ya siente el amor que la familia le da.

Jéssica añadió que muchas personas les han regalado cosas para la niña y se sienten muy agradecidos por todas las muestras de cariño.

El hospital México se negaba a entregar la menor porque su papá no estaba casado con la mamá. Albert Marín.

Luego del complicado episodio que por fortuna tuvo un final feliz el abogado de la familia, Boris Molina, aseguró que se siente muy decepcionado por el actuar del hospital México.

“Desconocen por completo los derechos humanos inmersos tanto a favor de la niña como de su padre y núcleo familiar. No es posible aplicar criterios supuestamente legalistas cuando no existe normativa que los habilite para ello. Es claro que los hijos nacidos en el seno de una unión de hecho tienen exactamente los mismos derechos que los nacidos en el matrimonio.

“Es ilógico que el señor Acuña tuviera asegurada como beneficiaria a su pareja, en virtud precisamente de ese vínculo, pero en cuanto al tema de filiación le digan que no se podía registrar a su nombre ni entregarle a la niña. Dichosamente el PANI actuó de conformidad y entregó a la niña ayer (miércoles), por lo que entonces se refuerza de la idea de que no había justificación alguna en la actuación arbitraria del hospital”, aseguró Molina.

Jorge Acuña, tío de la bebé: “Mis dos hijos están muy contentos por que están ayudando a cuidar a la primita”.
La pequeña está llena de amor en la casa de sus tíos. Foto: Grupo Nación.