Bryan Castillo.19 septiembre, 2018
Olivier Mayorga y Floribeth Peraza están felices con la llegada de Yariel. Foto: Cortesía hospital Monseñor Sanabria.
Olivier Mayorga y Floribeth Peraza están felices con la llegada de Yariel. Foto: Cortesía hospital Monseñor Sanabria.

Yariel Mayorga Peraza es un bebito que no aguantó las ganas de conocer a su mama y decidió nacer en un taxi.

Él vino al mundo este martes 18 de setiembre a las 9:35 a. m.. Fueron tantas las ganas que tenía de salir del vientre, que lo hizo justo cuando estaban a 75 metros del hospital Monseñor Sanabria, en Puntarenas, donde se suponía iba a nacer en una cama con muchas comodidades.

Su mamita es Floribeth Peraza Campos de 28 años, mamá de otros dos hijos más que sí quisieron nacer tranquilitos en un hospital.

La Teja habló con ella y aparte de estar muy contenta, dijo sentirse sorprendida.

Cuenta que el taxi lo agarró a las 9:20 a. m. en la calle El Arreo en El Roble de Puntarenas, que está a unos 20 minutos del centro médico.

Recordó que cuando se montó las contracciones fueron más fuertes, pero aún así tenía la esperanza de llegar a tiempo a la sala de partos.

“En el camino los dolores aumentaron y en eso dije ‘ay no, mi bebé va a nacer en un taxi’”, comentó.

A Floribeth la acompañó su amiga Mireya Segura, quien en todo momento la tranquilizó y aconsejó para tratar de atrasar la venida de Yariel.

Segura comentó que también estaba asustada, pero que era consciente de que debía mostrarle seguridad a Flory para que mantuviera la calma.

“Ella me decía que ya iba a nacer el bebé y de veras que sí, llegando al hospital empezó a salirle la cabecita al chito y tuve la experiencia de atender un parto en el taxi”, explicó la acompañante, quien fue la primera en ver a Yariel en la parte trasera del carro.

Tras el nacimiento, el taxista que los llevó se acercó a la sala de urgencias donde apareció el médico Jorge Luis Solís, quien de inmediato examinó al bebé y a la feliz mamá.

“La enfermera y yo salimos a atender el parto pero la paciente ya había dado a luz, luego se procedió a darles atención primaria”, comentó.

El pequeño no aguantó y se vino en el taxi. Foto: Cortesía hospital Monseñor Sanabria.
El pequeño no aguantó y se vino en el taxi. Foto: Cortesía hospital Monseñor Sanabria.
Taxista asustado

Sobre el misterioso taxista dijo no saber quién es, pero dice que recuerda que el hombre iba manejando con la peluca parada.

“Él me decía ‘señora usted no puede tener a su hijo aquí’, es más, él me suplicaba que aguantara hasta el hospital, pero no fue así porque decía que podían haber bacterias y que a mi hijo le podía pasar algo, pero por dicha está sano”, mencionó.

A pesar de no saber quién la llevó, dijo que apenas salga del hospital buscará al conductor para agradecer la paciencia y el excelente trato que le dio.

“Le voy a preguntar si todavía está asustado y que sí me volvería a hacer otra vez una carrera (risas), y también le voy a dar las gracias porque no me dejó botada sin importar el miedo que tenía”, destacó.

Tata no lo creía

El feliz papá es Olivier Mayorga, a quien la noticia lo tomó por sorpresa porque el pequeño debía nacer la semana entrante.

Él estaba trabajando en Cóbano de Puntarenas (aproximadamente a una hora del hospital) cuando su mujer le dijo que Yariel tenía pensado adelantarse.

“Cuando me dijeron estaba emocionado, en ese momento corrí a alistarme, me vine en moto desde Cóbano hasta Paquera, agarré el ferry y de ahí me vine en un carro hasta el hospital”, comentó.

Tanto Flory como Olivier, agradecieron al taxista, a Mireyita y a los médicos que les ayudaron a que su chiquitín no pasara ninguna complicación.

De acuerdo con los doctores, se espera que entre este jueves y viernes, les den la salida.

Yariel podría salir este jueves del hospi. Foto: Cortesía hospital Monseñor Sanabria.
Yariel podría salir este jueves del hospi. Foto: Cortesía hospital Monseñor Sanabria.