Shirley Sandí.25 octubre

La gallinita de los huevos de oro en nuestro país, el turismo, está toda desplumada.

La apertura de playas y de hoteles todavía no levanta a este sufrido sector, que ahora depende en su mayoría del turista nacional, pero la bronca es que muchos ticos no tienen plata ni para echarle sal a un huevo.

Juan Carlos Salazar es transportista de turismo, con 20 años de experiencia y tiene cinco busetas trabajando en esta actividad.

Comentó que, en estos meses de restricciones, ha vivido a punta de ahorros, pero ya se le van a acabar.

Los buseteros de turismo se manifestaron esta semana en la Asamblea Legistativa. Fotografía José Cordero
Los buseteros de turismo se manifestaron esta semana en la Asamblea Legistativa. Fotografía José Cordero

“Yo era fuente de empleo para varios conductores, de la muchacha de la oficina y de quien nos ayudaba a limpiar las unidades. Todos tienen el contrato suspendido. Yo los sostuve hasta mediados de abril, pero no pude más. El banco nos dio prórroga hasta diciembre, pedimos tiempo al colegio de mis hijos y al señor que nos alquila el lugar para guardar las unidades.

"Ahora comerse una pinta de helados o una pizza es un lujo, no puedo gastar esos 10 mil colones porque no sé qué va pasar mañana. Uno se siente impotente y hasta humillado. Es triste ver que no podemos generar trabajo. El panorama es turbio y reinventarse en nuestro caso es muy complicado”, explicó Salazar, quien no sabe cómo pagará el marchamo, el canon (monto que cancelan los dueños de estas busetas), ni la parte del aguinaldo que le toca a sus colaboradores.

Y es que las burbujas no viajan a turistear en microbuses, sino en sus propios carros, lo que no le genera brete a estos pulseadores.

Para rematar, el Consejo de Transporte Público le dio chance a los buseteros de estudiantes para jalar turistas y ahora no hay cama para tanta gente, es una lucha para atraer a los poquitos paseadores que casi hay que pagarles para que se monten en la micro.

Ahora Juan Carlos está intentando salir adelante con tours en bici en Agua Caliente de Cartago, valen 13.500 colones. Lo pueden contactar al 8391-8371.

Bloqueos afectan más

Luis Fernando Sánchez, dueño de Bay Island Cruises, quien por más de 35 años ha hecho viajes a isla Tortuga, considera que esta crisis ha sido de las más duras que ha enfrentado el sector.

Bay Island Cruises sigue al pie de la letra todas las medidas del Ministerio de Salud.
Bay Island Cruises sigue al pie de la letra todas las medidas del Ministerio de Salud.

Comentó que, según sus cálculos, solo cuatro de cada 10 ticos que acostumbraban turistear, lo están haciendo y prefieren las promos de hoteles todo incluido.

En el caso de ellos, están recibiendo un 40% de los turistas nacionales que estaban acostumbrados a atender en temporada alta y esto se traduce en un 20% del total que recibían antes de la crisis, si tomamos en cuenta a los extranjeros que tampoco llegan. De 47 colaboradores que mantenían en planilla, ahora tienen 17 y están con jornadas de 50% o 25%.

Y para peores, en las tres semanas que hubo bloqueos se vinieron al piso las reservaciones, aunque se está viendo que la gente tiene deseos de pasear un poco más en noviembre y diciembre.

Para ir en tour a isla Tortuga hay que cumplir con todos los protocolos sanitarios.
Para ir en tour a isla Tortuga hay que cumplir con todos los protocolos sanitarios.

“Yo no sé qué nos ha hecho más daño, si el covid o los bloqueos. He tenido mayoristas de viajes de Alemania que me han consultado si Costa Rica está en guerra civil, por el daño que se le ha hecho a la imagen del país a nivel internacional”, explicó este empresario.

Sánchez dijo que tuvo que ayudarse de un banco para sostener su empresa hasta enero, a la espera de que la situación mejore, aunque reconoce que en el 2021 no tendrá una recuperación total y él ya preparó su compañía para que sobreviva el próximo año a media máquina.

Según él, las razones para que los ticos no viajen son principalmente dos: temor a la pandemia o falta de plata.

Si quiere visitar isla Tortuga puede llamar a 2235-3536.
Si quiere visitar isla Tortuga puede llamar a 2235-3536.

Eso sí, Sánchez destacó que los ticos que sí están turisteando lo primero que preguntan es por el protocolo contra el covid. En el caso de Bay Island Cruises, implementaron desinfección de los barco y buses, alfombras especiales, gel, toallas, agua para lavarse las manos, servicios sanitarios y a esto se suma que la gente lleva su mascarillas, gel, mantiene la distancia y viaja en burbujas.

A pesar de todos estos gastos, también tuvieron que bajar las tarifas de los tours para jalar gente, ahora están en 90 dólares (casi 55 mil colones) por persona. Si usted quiere visitar isla Tortuga puede llamar a 2235-3536.

Hasta medianoche

El alcalde de Garabito, Tobías Murillo, ya pegó el grito al cielo e hizo un llamado al Gobierno para que amplíen los horarios de cierre de bares y restaurantes hasta la medianoche. Actualmente entre semana es hasta las 10 p.m. y los fin de semana todo debe estar cerrado a las 9 p.m.

En esa ciudad turística se depende un 90% de esta actividad.

“Actualmente se agotaron las ayudas de alimentos para los pobladores que se quedaron sin empleo o que tienen jornadas reducidas. Es indispensable mejorar las condiciones comerciales para que el trabajo en Garabito se reactive. Tenemos grandes hoteles cerrados que generan una gran cantidad de empleos y bajo las condiciones actuales no pueden abrir, ya que no salen con los costos”, comentó Murillo.

El alcalde aseguró que cuando los turistas nacionales llegan a su cantón se encuentran con comercios cerrados o a punto de cerrar, por lo que no se aprovecha la actividad turística y comercial.

De último. Una encuesta de 800 llamadas telefónicas a distintas partes del país, realizada por el equipo de investigación cuantitativa de CAC Porter Novelli, revela que durante esta pandemia, el gasto en turismo está ubicando en los últimos lugares de prioridad. El 39% de los encuestados respondió que su platica se destinó al ahorro, 33% invirtió en salud y 26% en educación. Solo un 5% gastó dinero en turistear.