Rocío Sandí.31 enero
El dueño del bar Milano dice que le urge que le aumenten el aforo. Foto: Eduardo Vega.
El dueño del bar Milano dice que le urge que le aumenten el aforo. Foto: Eduardo Vega.

José Gustavo Mora es dueño de un bar y tiene la fe de que el cambio en la restricción vehicular en los fines de semana de febrero le ayude a generar platica y así poco a poco irse reponiendo porque apenas está saliendo con los gastos.

Hasta este domingo las restricciones sanitarias permitían a los comercios ofrecer sus bienes y servicios a más tardar las 9 de la noche los sábado y domingos, pero desde desde esta semana podrán hacerlo hasta las 10 p. m., igual que los demás días de la semana.

“Esto ayuda, claro que sí, porque le permite a uno trabajar un poco más, pero ayudaría aún más que subieran el aforo que está al cincuenta por ciento, porque eso es lo que nos está frenando en este momento.

“Cuando un cliente llega y no se puede dejar entrar porque ya está la capacidad permitida, difícilmente se va a esperar a que alguien salga, simplemente se va y uno pierde esa venta, cuando ahorita uno no está para perder nada”, expresó el dueño del bar Milano.

Ahora la gente podrá andar los fines de semana en carro hasta las 10 p. m. Foto: Rafael Pacheco.
Ahora la gente podrá andar los fines de semana en carro hasta las 10 p. m. Foto: Rafael Pacheco.

La restricción vehicular se mantiene, es decir, el lunes no circulan las placas terminadas en 1 y 2, el martes las que finalizan en 3 y 4, el miércoles las que terminan en 5 y 6, el jueves las 7 y 8, y el viernes las que terminan en 9 y 0.

Todos los sábados de febrero no circularán las placas que terminan en impar: 1, 3, 5, 7 y 9 y los domingos no circularán las que finalizan en par: 0, 2, 4, 6 y 8.

Los parques nacionales ya podrán recibir gente al 100% de su capacidad. Los bares y casinos se mantienen al 50% de su capacidad. Las playas del país estarán abiertas de 5 de la mañana a 6 de la tarde.