Bella Flor Calderón.4 octubre, 2018
Don Chepito regresó al hogar de ancianos a eso de las 4 p.m. este jueves 4 de octubre. Foto: Cortesía hermana Diariari
Don Chepito regresó al hogar de ancianos a eso de las 4 p.m. este jueves 4 de octubre. Foto: Cortesía hermana Diariari

Don José Uriel de los Ángeles Delgado Corrales, mejor conocido como Chepito, regresó este jueves al hogar de ancianos de Piedades de Santa Ana donde vive este roble de 118 años, luego de superar sin problema una operación.

A don Chepito lo operaron este miércoles en el hospital San Juan de Dios para quitarle una hernia que le daba problemas para comer, y para sorpresa de todos, este jueves las monjitas lo fueron a recoger y jaló como si no tuviera nada.

El hospital confirmó que a las 2 de la tarde le dio la salida porque estaba con toda la pata.

A eso de las cuatro de la tarde llegó al hogar feliz y sonriente como siempre, así lo confirmó la hermana Diariari, administradora del lugar, quien aseguró que no se quejó de ningún dolor y solo le mandaron los cuidados normales que debe tener cualquier persona que se someta a una operación.

“Llegó como si nada, sonríe, come y habla sin señal de dolor ni ningún problema de salud mayor”, explicó la religiosa.

El doctor Nobel Román se mostró sorprendido y feliz de que el país cuente con una persona como Chepito, porque su edad y estado de salud demuestran que un adulto mayor no es sinónimo de estar mal ni acostado todos los días en una cama sin poder hacer nada.

Román aseguró que a pesar de los riesgos que había por su avanzada edad, salió puras tejas y manteniendo así el título del tico con mayor edad.