Karen Fernández.16 octubre

Hay cinco mandamientos que hay que seguir al pie de la letra para tener protegidos a los niños del covid-19 , así como infecciones respiratorias e intestinales, según nos explicó el subdirector del hospital Nacional de Niños, Carlos Jiménez.

Son la higiene, el aislamiento físico, tener las vacunas al día, una nutrición balanceada y la lactancia materna.

Son pocos los niños que han muerto por el covid-19, pero no baje la guardia. Foto: Shutterstock
Son pocos los niños que han muerto por el covid-19, pero no baje la guardia. Foto: Shutterstock

La higiene incluye desde la personal con el baño diario y el lavado de manos con agua y jabón cada vez que tocan una superficie contaminada, como la ambiental donde los padres deben asegurarse que los alimentos están bien lavados, bien preparados y frescos antes de dárselos.

"Si tiene síntomas respiratorios debe lavarse las manos constantemente, igual si prepara alimentos o le cambia los pañales a los niños.

"Es ideal que los niños copien ese modelo y si no hay agua y jabón usar alcohol en gel o líquido. También hay que eliminar las moscas que transportan algunos de los virus que afectan la parte gastrointestinal”, agregó el doctor Jiménez.

Con el aislamiento físico lo ideal es que los niños no salgan de casa, pero si lo hacen los mayores de dos años deben mascarilla y mantener la distancia. Agregó que de ahí la explicación de por qué no se reinician las clases.

Para los niños de cero a 18 meses la lactancia materna y las vacunas al día son indispensables para protegerlos, por lo que el médico recomendó no postergarlos por temor a salir de casa.

Cuidarlos mucho

El subdirector del hospital aclaró que en el caso del niño de 12 años vecino de Alajuela que murió el 16 de setiembre y Kalett, de nueve años, que falleció el miércoles, ambos con covid-19, eran pacientes con una condición de vida limitada y que ya tenían un padecimiento que los estaba llevando lentamente hacia la muerte y el virus fue el disparador, pero que no es lo normal en los niños.

Las personas de entre 20 y 45 años, que son las que más se han contagiado, y que vivan con niños con enfermedades crónicas, deben ser conscientes del riesgo al que los exponen.

“Esta pandemia no es jugando. No es un invento, es un virus con alta letalidad y alta contagiosidad, que debemos asumirlo con el respeto que se merece”, Carlos Jiménez, subdirector hospital de niños.