Karen Fernández, Aarón Sequeira.3 octubre, 2018

La intención de la diputada del PUSC María Inés Solís chocó con pared entre sus compañeros de la Asamblea Legislativa, quienes rechazaron este miércoles cobrarles impuesto de renta a las grandes cooperativas.

La moción de la diputada María Inés Solis por cobrarle impuestos a las cooperativas no logró el apoyo de los demás legisladores. Foto: Carlos González
La moción de la diputada María Inés Solis por cobrarle impuestos a las cooperativas no logró el apoyo de los demás legisladores. Foto: Carlos González

La moción de la socialcristiana buscaba incluir a las cooperativas debidamente constituidas como parte de las entidades que deben pagar renta.

Solís solo tuvo el apoyo de sus compañeros de fracción.

“Que Costa Rica se dé cuenta. Que Costa Rica sepa qué es lo que está pasando aquí y cuáles son los intereses detrás de la gente que está aquí sentada y cuáles son los intereses de la gente que está gobernando este país, de la gente del PAC, a la que este pueblo está ahí diciéndoles ‘PAC corrupto’. Esa gente que está ahí gritándoles, que votó por ustedes, que se dé cuenta cuáles son los verdaderos intereses”, dijo Solís, molesta por el rechazo de su propuesta.

Los jefes de fracción se escudaron en que la propuesta de la legisladora no era clara y ponía en riesgo que se les cobrara el impuesto a las pequeñas y medianas cooperativas.

Apenas se votó la moción, los diputados de Liberación, Acción Ciudadana, Restauración Nacional, Frente Amplio, Republicano Social Cristiano y el independiente Erick Rodríguez acordaron gravar con el impuesto sobre la renta los excedentes de ese tipo de asociaciones.

Además, alegaron que la moción habría generado una contradicción, porque a la vez que intentaba cobrar renta a las cooperativas, habría chocado con el artículo 78 de la Ley de Asociaciones Cooperativas, que dice que “las cooperativas no tienen utilidades” y que, por ello, “no se pagará el impuesto sobre la renta”.

“Las grandes cooperativas quedaron exentas de pagar el impuesto sobre la renta que otros sí pagan, porque el lobby (campaña) que hicieron pesó más en la Asamblea Legislativa. Lo que buscábamos era una justicia tributaria y que el fisco percibiera 20.000 millones anuales por el pago de ese tributo”, dijo Solís.

“La idea es que las más pequeñas queden exentas, y luego empezar a escalonarlas. Las que son un poco más grandes pagan al 5%, otras al 10%, otras al 15% y las más grandes al 20%”, puntualizó la diputada oficialista Laura Guido.