Karen Fernández.20 marzo
Durante los próximos dos meses, no le cortarán el agua, pero debe llegar a arreglos de pago pasado ese tiempo para cancelar su uso. Foto: Archivo
Durante los próximos dos meses, no le cortarán el agua, pero debe llegar a arreglos de pago pasado ese tiempo para cancelar su uso. Foto: Archivo

El efecto del coronavirus en la economía del país ha sido fuerte y apenas estamos empezando, por eso, el Gobierno está tomando las medidas para que el golpe no sea tan rudo en los hogares costarricenses.

El presidente de la República, Carlos Alvarado, y el Ministro de Salud, Daniel Salas, firmaron la directriz que les pide a los operadores de agua potable (AyA, munis, ESPH y ASADAS) entre otros a que no corten el servicio por no pago a sus usuarios.

La medida aplica para usuarios de hogares, preferenciales y comerciales por al menos 60 días con posibilidad de más tiempo y a organizar los arreglos de pago, pasada la medida.

La idea es garantizar que todos los hogares cuenten con el preciado líquido para prevenir la transmisión del Covid-19 y pide que en los casos que ya se les haya cortado el servicio por morosidad, se les restablezca.

“Estamos generando todas las acciones posibles que nos permitan fortalecer la prevención de la transmisión del COVID-10 y el acceso al agua es fundamental. Por ello, esperamos que cada operador acoja la directriz”, manifestó Alvarado.

El AyA anunció que acatará la directriz inmediatamente y que coordina su implementación con las ASADAS.

Eso sí, piden a la ciudadanía no abusarse y usar el líquido responsablemente para que alcance para todos.

Por otra parte, para que todo mundo cumpla con el #quedateencasa que piden las autoridades, en el AyA se atenderá a los usuarios solo por medios electrónicos (línea 800-REPORTE, WhatsApp 8376-5103, Facebook: Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados AyA, Messenger, aplicación celular Servicios AyA y sitio web). No se atenderá público en ventanillas a partir del lunes 23 de marzo.

La facturación de los servicios se realizará de forma estimada por un tiempo prudencial, con base en el artículo 34 del reglamento de la ARESEP para la prestación del servicio.

Se detienen los cortes de servicio por morosidad y se habilitan los arreglos de pago para restablecer servicios suspendidos. Se recuerda que la implementación de la directriz no significa la condonación de deudas ni elimina la obligación de pago.

Esto llega como una buena noticia a los vecinos que incluso, han sufrido racionamientos y se quejan de un aumento significativo en el monto de sus recibos y principalmente en los sectores más humildes de nuestro país que por su baja escolaridad, son los que podrían verse más afectados con los cierres de sus fuentes de trabajo.

"En la situación actual, el agua que una persona desperdicia le hará falta a otra, por lo que es fundamental aplicar las medidas de uso responsable”, Yamileth Astorga, presidenta ejecutiva del AyA.