Shirley Sandí.5 abril, 2020

Angie López y su familia son parte de las miles de familias católicas que conmemoraron este Domingo de Ramos de una forma muy distinta a la que estaban acostumbrados.

Este domingo no hubo procesiones, alabanzas, burrito recorriendo las calles, ni misas concurridas con palmas ondeando. Los creyentes no recibieron el cuerpo de Cristo ni se pudieron confesar junto en las maratónicas que acostumbraba realizar la Iglesia previo a la Semana Santa.

Un letrero anunicando el Domingo de Ramos cuelga del portón principal de la parroquia del barrio Maiquetía, en San Rafael Arriba de Desampa. . No hubo procesiones en las calles. Foto: Albert Marín.
Un letrero anunicando el Domingo de Ramos cuelga del portón principal de la parroquia del barrio Maiquetía, en San Rafael Arriba de Desampa. . No hubo procesiones en las calles. Foto: Albert Marín.

Pero el COVID- 19 no opacó ni disminuyó la fe y devoción que más bien se fortificaron en una época donde el mundo está envuelto en pandemia e incertidumbre económica.

En casa, donde todos debemos estar, comenzó la Semana Mayor.

Así lo hizo Angie López y su familia.

"Nos levantamos temprano mi esposo, mis dos hijas y yo, mientras desayunamos hablamos con ellas sobre lo que significa el inicio de la Semana Santa y les explicamos que hoy es Domingo de Ramos. Como creyentes debemos mantener nuestra fe lo más que podamos y en nuestro caso se lo transmitimos a nuestras hijas y familia en general.

"Después mi esposo se puso a recoger madera, él hizo una cruz y mis hijas y yo nos pusimos a recoger cositas del jardín para decorarla

“Mi papá también me trajo unas flores moraditas que él tiene en su jardín para incorporárselas, y así poquito a poco, ya quedó lista la cruz”, comentó esta comunicadora.

El Coronavirus no detiene la fe de los creyentes. Fotografía José Cordero
El Coronavirus no detiene la fe de los creyentes. Fotografía José Cordero

Karla Cordero iba todos los Domingos de Ramos a misa y asistía a las procesiones. Esta vez fue diferente.

“Yo vivo sola y acostumbro hacer un devocional diario siempre, aún cuando no es Semana Santa; sin embargo, esta semana lo reforzaré y lo haré con énfasis en la fecha.

"Además, como no tenía palma tomé una chiquita que ando siempre en mi billetera para ponerla en mi apartamento de forma simbólica. En mi familia igual, cada uno lo hace en su casa, y además tenemos un chat familiar donde nos pasamos mensajes alusivos para fortalecernos juntos y los viernes hacemos una llamada común a una hora específica para conectarnos todos y rezar la pasión juntos y poner nuestras peticiones. Todos tenemos una petición común: pedir por el bien de Costa Rica y el mundo entero ante la situación actual”, contó esta mercadóloga.

Laura Rodríguez y su familia siguieron la recomendación de vivir las celebraciones en casa.

"El sábado buscamos lo que teníamos en casa para decorar y ser signo para los demás. Este domingo hicimos una oración pidiendo a Dios que nos cuide a nosotros y a todas las familias y personas del mundo, también seguimos la transmisión de la misa por televisión

Las palmas se hicieron presentes en los hogares, en casita, como pide el Ministerio de Salud. Esta es la casa de Laura Rodríguez.
Las palmas se hicieron presentes en los hogares, en casita, como pide el Ministerio de Salud. Esta es la casa de Laura Rodríguez.

“La palma y la cruz son signos que nos permiten como familia sentir que Jesús está cerca de nosotros y que no importa que en este momento no podamos asistir al templo, igual en familia podemos vivir este tiempo de reflexión con amor, fe y esperanza”, dijo esta vecina de Escazú.

Así siguieron las familias la misa, desde celulares y computadoras. Foto: Albert Marín.
Así siguieron las familias la misa, desde celulares y computadoras. Foto: Albert Marín.
Mensaje de ayuda

Las iglesias lucieron vacías y los sacerdotes celebraron la misa frente a un celular, transmitiendo la ceremonia por Facebook.

“Nosotros podemos cambiar la historia, desde la dura realidad que nos está tocando vivir con el coronavirus, reafirmemos nuestro seguimiento de Jesús, contribuyendo desde las propias posibilidades para detener el contagio, y apoyando a quienes en forma directa están atendiendo a los enfermos. Comprando lo necesario para no dejar desprovisto al hermano”, aseguró monseñor José Rafael Quirós, ante bancas vacías en la Catedral.

Así se vio la misa de mediodía en la iglesia La Soledad. Al fondo, solito, el sacerdote Carlos Humberto Rojas.
Así se vio la misa de mediodía en la iglesia La Soledad. Al fondo, solito, el sacerdote Carlos Humberto Rojas.
“Busca y contacta al hambriento, al enfermo, al que sufre, al que está solo y más necesitado y tiéndele la mano. No pienses tanto en lo que te falta, sino, en el bien que puedes hacer”, Sergio Valverde, sacerdote.
Santa Eucaristía

#FacebookLive Este Domingo de Ramos de la Pasión de Nuestro Señor celebramos juntos la Santa Eucaristía. 🌿🌿 #TiempoDeConversión #LaSoledad

Posted by Iglesia la Soledad on Sunday, April 5, 2020

El alcalde de Alajuelita, Modesto Alpízar, recordó que las caminatas a la cruz de Alajuelita, que eran my comunes en Semana Santa, están suspendidas.

“En estos días se procedió a sellar el ingreso principal a la cruz y le pedimos a la población no realizar estas caminatas o cualquier acto deportivo para que se eviten sanciones”, dijo el alcalde.

Los creyentes pudieron sus cruces y palmas en casa. Fotografía José Cordero
Los creyentes pudieron sus cruces y palmas en casa. Fotografía José Cordero