Nacional

Dormir mal causa que las personas engorden

El no descansar bien hace que las personas sientan más hambre y hagan menos ejercicio

El dormir al menos seis horas durante la noche causa muchos problemas para el organismo, entre ellos que las personas suban de peso.

La nutricionista Xiomara Arias explica que el apetito es regulado por dos hormonas: la grelina, que hace que la persona sienta hambre y la leptina, que hace todo lo contrario.

“Cuando una persona no descansa lo suficiente se descontrola la producción de hormonas. Está demostrado que con el mal dormir, por ejemplo, la producción de la grelina aumenta hasta en un 15% por lo que la gente come más durante el día. También pasa que si una persona tiene insomnio es probable que sufra ansiedad, por lo que seguramente comerá más durante el día e incluso en las noches, pero los antojos que tenga no serán de comida saludable, sino de alimentos altos en calorías y grasas.

“Además, si las personas no duermen lo suficiente tienen menos energía y eso causa que dejen de hacer ejercicio o disminuyan el tiempo que dedican a esa actividad. Todos esto va causando que las personas aumenten de peso e incluso lleguen a sufrir obesidad”, explicó la especialista.

El dormir limpia el cuerpo

Por su parte, la especialista en Neumología y coordinadora de la Clínica de Sueño, Alejandra Flores Badilla, dice que las causas y los síntomas de la falta de sueño debe tratarse a tiempo para evitar serios problemas de salud.

Ella dice que el sueño es una fase del día en el que el cerebro entra en reposo, donde baja el nivel de actividad para realizar muchas funciones que no se pueden hacer mientras se está despierto.

El dormir es importante porque mantiene el equilibrio en la salud de los seres vivos. Anteriormente se creía que el dormir era solo para descansar el cuerpo, pero se ha comprobado que durante las etapas de sueño el cerebro regenera neuronas, libera sustancias tóxicas acumuladas, hace un barrido profundo de impurezas, además, el cuerpo entra en ciertos ciclos que no se realizan mientras se está despierto dentro de los cuales se destacan los ciclos hormonales que regulan la presión, la diabetes, los ciclos menstruales, por mencionar algunos.

La doctora recalcó que esta fase es esencial para la reparación del cuerpo ya que alguien que no duerme bien no va a ser funcional en todas las actividades.

La especialista indica que la cantidad de horas varía de acuerdo con la edad, por ejemplo, los recién nacidos pueden dormir de 12 a 16 horas alternando con las comidas, conforme se va creciendo, de los 3 a los 5 años, dejan de realizar siestas y en la etapa adulta se considera como tiempo adecuado dormir al día un mínimo de seis horas y como máximo ocho horas.

Rocío Sandí

Rocío Sandí

Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana; Periodista de la Universidad Internacional de las Américas, con experiencia en Sucesos, Judiciales y Nacionales. Antes trabajó en La Nación y ADN Radio.